Aquí comienza la historia de un estado, de un país y un continente entero. Fue donde el conquistador español Hernán Cortés puso el primer pie y comenzó una historia eterna de comunión entre dos mundos. Se trata de La Antigua en Veracruz, un lugar tan místico como legendario donde los fantasmas del pasado siguen viviendo. Estar en este lugar es acercarse al origen de un nuevo paraíso y conocer las raíces de una historia universal.

Cuna americana

La Antigua fue la primera villa europea institucionalizada en el Nuevo Mundo. Era conocida en ese entonces como La Villa Rica de la Vera cruz y hoy en día como La Antigua. Fue fundada por los conquistadores españoles en el año de 1519. La ciudad se ubica a orillas del río Huitzilapan o río de los Colibríes por donde Cortés llegó a México.

Vista del centro de la ciudad de La AntiguaLa magia de La Antigua recae en sus árboles milenarios, paredones en ruinas y arquitectura medieval. Un sitio donde la historia se puede oler en el piso y a través de las historias que la gente te cuenta. La ciudad alberga una gran cantidad de edificios que aumentan su misiticidad. El ejemplo más grande de esto es la Casa de Hernán Cortés. Es considerado como el primer edificio puesto en América. Hoy en día sólo descansan sus viejas paredes, un cañón hallado en la playa y algunas ramas de árboles que otorgan un aspecto de leyenda al lugar.

Entre sus emblemáticas construcciones se encuentra la Parroquia del Cristo del Buen Viaje. Un recinto levantado a mediados del siglo XIX. De igual manera, al deambular por aquí te encontraras con el Cuartel de Santa Ana, ubicado a una cuadra de la Casa de Cortés. Fue una fortaleza militar y hospital de frailes franciscanos.

Encuentro de mundos

Uno de sus edificios más importantes es la Ermita del Rosario, la primera iglesia de América continental. Fue construida entre 1523 y 1524 por frailes franciscanos. Cuenta con un atrio para aprecio del público además de una pila bautismal labrada por los indígenas hecha de piedra volcánica de una sola pieza. Otros de sus iconos turísticos son El Cabildo y La Ceiba, único árbol que persiste y donde se cree que Cortés amarró sus carabelas.

Vista exterior de la Ermita del Rosario en La AntiguaPara disfrutar más de La Antigua debes dirigirte a alguno de sus restaurantes donde podrás disfrutar de los productos del mar. Asimismo, cuenta con un atractivo visual envidiable donde se puede pescar, nadar o practicar algún deporte como el rafting y kayak en el río Huitzilapan. Está ubicada a 80 kilómetros de la ciudad de Xalapa y a 20 kilómetros del Puerto de Veracruz. Una metrópoli de historia y magia prehispánica donde el tiempo te remontará a la antigüedad.

Continuar leyendo: Qué hacer en Veracruz