En el estado de Colima, cerca del Pueblo Mágico de Comala, se encuentra un sitio arqueológico lleno de bastante misterio. Considerado como patrimonio histórico desde 1917, La Campana es un vestigio que nos enseña sobre l antigua civilización del país. Por lo tanto, te platicaremos un poco más de este sitio que espera a que lo descubras y lo recorras.

El origen de La Campana

La Campana

Se cree que La Campana fue el sitio más poblado en el Occidente Mexicano durante la ya remota época prehispánica. Aquí se han encontrado vestigios de cerámica perteneciente a la cultura Capacha, originaria de Colima, que datan de 1500 a.C. A pesar de su nombre actual, se cree que su denominación original era Amoloyan, o “el lugar entre dos ríos”.

La Campana

Abierta al público en 1955, en la zona arqueológica La Campana se encuentran esparcidas varias estructuras que denotan su majestuosidad. Son en total 12 las que se pueden ver, pero sin duda la más imponente es la Pirámide de Cascabel. Ésta posee en su parte inferior una serpiente esculpida en piedra, que simboliza el culto al agua y a Tláloc.

Continuar leyendo: El poderoso Volcán de Colima

Reliquias de gran valor

La Campana

Además, en La Campana se ubica una cancha dedicada para el Juego de Pelota, entre las estructuras 6 y 5. Este patio rectangular estaba dedicado a la práctica de tlalchi, una actividad de importancia tanto política asociada con la fertilidad. Incluso cuando la urbe fue abandonada, esta cancha continuó siendo un espacio de culto por medio de ofrendas sencillas depositadas en sus escombros.

La Campana

Otro aspecto en el cual La Campana sobresale es en su construcción urbana, pues poseía drenaje subterráneo. Éste delimita a los 12 edificios de la zona arqueológica y cumple un propósito importante para la supervivencia de todos.  Fue construido con el propósito de recolectar y evacuar el agua traída por las lluvias. Por estas razones y más, debes conocer esta maravillosa zona arqueológica.