Se acercan las fechas en las que conmemoramos a nuestros seres queridos por medio de ofrendas que se levantan en su nombre. Asimismo, son los días en donde surgen leyendas e historias por todo el país.

Uno de los lugares que incitan al misterio es la Casa del Diablo en Cholula, Puebla. De hecho, muchas son las leyendas que se cuenta en torno a ella. Sin embargo, es necesario leer un poco más sobre ella y de paso algún día visitarla.

Fachada de la Casa del Diablo

La leyenda de Cholula que todos cuentan

La Casa del Diablo, es una edificación del siglo VIII, con una influencia colonial y un toque contemporáneo se ha convertido en una visita obligada en Puebla. En cuanto a su fachada, se encuentran una serie de escrituras que hasta ahora no se han podido traducir. Así que de ahí viene su famoso nombre.

Ubicada a cien metros de la plaza principal, cuenta con un enorme patio y un pozo. Asimismo, con un portón que conserva su decoración original. Cabe mencionar que no se ha encontrado rastro alguno del propietario de la Casa del Diablo. Como consecuencia, esto ha generado el misticismo que atrapa a pobladores cercanos o visitantes.

Casa del Diablo

Por otra parte, la fachada de la Casa del Diablo se encuentra repleta de dibujos con la técnica de piedras rejonadas. Es decir, se insertan en la pared pequeñas piedras volcánicas haciendo figuras. De hecho, se forman imágenes en las que se puede apreciar diferentes escenas. Al lado de la ventana se ven símbolos de la pasión de Cristo. Por ejemplo, la corona de espinas, el paño de la Verónica, gallos y pinzas.

Por otro lado, muy cerca de la entrada principal, se logran identificar dibujos de tipografía indígena como el sol, la luna y águilas. También destaca, a lado de la puerta, unos monos alegres y burlones que llevan gorros tipo eclesiásticos.

Se dice que en el pozo se aventaban cadáveres de muchos niños que eran sacrificados en misas negras. Como consecuencia, se cuenta que a las 12 de la noche se pueden apreciar centenares de moscas verdes volando por la zona.

El misticismo de su interior

Mono en tono de burla

En cuanto al interior, se encuentran unas vigas en las que se podrán apreciar inscripciones en latín. Dichas escrituras se dice que son oraciones religiosas y al decirse al revés se invoca al diablo.

Hoy en día, no es de extrañarse que los pobladores no den información sobre la Casa del Diablo, agregándole así más misterio. Actualmente, es sede de la biblioteca Amoxcalli, cuyo cúmulo de libros fue donado por la Secretaría de Cultura.