También conocida como la Cueva de los Cristales, la mina de Naica se encuentra al sur del estado de Chihuahua. Es conocida mundialmente por los enormes cristales que guarda en su interior que llegan a medir hasta 15 metros de largo. Esta mina resguarda la Cueva de las Espadas.

Cuenta con diferentes salas en las que podemos admirar espectaculares “piedras de luna”; como son conocidos los cristales de selenita.

mina de naica

Se encuentra a 300 metros bajo tierra; por lo que en esta escena que asemeja a grandes formaciones de hielo, en realidad nos deparan altas temperaturas en la profundidad.

Fue a través de miles de años que las aguas termales permitieron el crecimiento de sus cristales que se reparten en cuatro cuevas:

  1. Cueva de las Espadas

cueva-de-las-espadas

La Cueva de las Espadas es la única accesible por ser la menos profunda. Sus cristales semejan espadas que miden hasta dos metros de largo. Al estilo Jurassic Park, contienen material biológico útil para un estudio del ADN.

  1. Cueva de las Velas

critales_naica_velas

Es la más grande de la mina y debe su nombre a las pequeñas y delicadas formaciones que se desarrollan en la superficie de los cristales; haciéndola única en el mundo. Aquí, la temperatura comienza a subir y alcanza hasta los 45ºC. Por sus características, no está disponible a los turistas.

  1. Cueva Ojo de la Reina

ojo-de-la-reina

Fue nombrada así por una burbuja oscura que brilló como un diamante al contacto con la luz. Dando la sensación de que un ojo te observa.

No está disponible para recorrido turístico.

  1. Cueva de los Cristales Gigantes

cueva-de-cristal-de-naica

Sin duda, uno de los descubrimientos geológicos más espectaculares del mundo. Con temperaturas de 60ºC y un porcentaje de humedad entre el 90 y 100% es imposible que una persona sobreviva más de dos horas en este lugar. Unos minutos si el equipo falla. Por ende, no es un recorrido libre para turistas.

La maravillosa mina de Naica tiene como principal preocupación el cuidado y la conservación de estos cristales que no tienen igual en el planeta. Convirtiendo a Naica en un sitio digno de figurar entre los patrimonios naturales más hermosos de la humanidad.