Entre las bellas casonas barrocas que inundan el corazón de la Angelópolis, hay una que destaca por las figuras humanas en azulejos que aparecen en su fachada. La conocen como la Casa de los Muñecos, un inmueble histórico considerado uno de los más notables ejemplos de la arquitectura civil de la Puebla del siglo XVIII.

Las curiosas figuras de la Casa de los Muñecos

Las figuras que han hecho famosa a la Casa de los Muñecos en todo el mundo fueron plasmadas en 16 tableros de azulejo. Dicha práctica de decorar las fachadas con este material era muy común en el siglo XVIII. Aunque está casa llevó esta tradición a su máxima expresión, todavía persiste el misterio sobre qué significan dichos personajes y qué representan. Estas interrogantes asaltan la mente de quienes observan este inmueble ubicado en la 2 Norte.

Fachada de la Casa de los Muñecos.
Foto: pueblapictures.com

Algunos investigadores afirman que las figuras de la Casa de los Muñecos representan alegorías cuya interpretación fue perdiéndose tras la guerra de independencia. Pero hay otros que ubican en las leyendas el origen de estos azulejos. Se dice que el dueño de la casa, Agustín de Ovando y Villavicencio, regidor del ayuntamiento y alcalde en el siglo XVIII, quiso mofarse de los concejales del Cabildo. La razón de su venganza fue que le quisieron prohibir construir una casa de tres pisos, porque sobrepasaba en altura al antiguo Palacio Municipal. Sin embargo, ganó el litigio, y decidió describir a los concejales a través de los muñecos en la fachada.

Una gran belleza arquitectónica

Otra de las versiones más elaboradas se debe al investigador Erwin Walter Palm. Afirma que la fachada representa, en la parte superior, una fiesta en la que la gente baila acompañada de música porque Hércules ha dado muerte a la serpiente. En el nivel intermedio se representan los cinco sentidos por medio de animales que portan algunos personajes. Estos dan la bienvenida a Hércules liberador.

Lo único certero sobre la Casa de los Muñecos es su gran belleza arquitectónica. Fue construida a fines del siglo XVIII por Agustín de Ovando y Villavicencio. Desde 1983 es parte del patrimonio de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y actualmente es sede el Museo Universitario. Se encuentra muy cerca del zócalo de la ciudad de Puebla, por lo que es muy sencillo visitarla. En tu próxima visita a este estado, déjate sorprender por una de las fachadas más hermosas de todo México.

Continúa leyendo: 20 cosas que puedes hacer en Puebla