Las flores son un regalo deseado y siempre bien recibido, de eso no hay duda. Son la mejor forma de demostrar amor, por eso, quien regala una flor, se convierte en una persona muy difícil de olvidar. En este sentido, tenemos a la gladiola como un obsequio que nos ofrece el campo mexicano. Se trata de una flor muy hermosa con un profundo significado.

La gladiola y su significado

La gladiola recibe su nombre del latín gladiolus, que significa espada. Este nombre hace alusión a la forma de sus hojas, aunque también se refiere a que fue usada como símbolo de victoria. En la época de los romanos, ésta se entregaba a los gladiadores vencedores. Pertenece a la familia Iridaceae y se desarrolla partir de un tallo subterráneo llamado “cormo”.

La inflorescencia en espiga es uno de los rasgos que más distingue a la gladiola. Tiene muchas variedades que se seleccionan con base en el color que se desee producir. La gladiola de color rojo es la de mayor demanda y se obtiene al cultivar las variedades Traderhorn y Red Beauty. Las flores color blanco se obtienen al utilizar la Ámsterdam.  Mientras que las Jester y Jester Gold arrojan como resultado flores color amarillo.

El mejor regalo

Se dice que esta hermosa flor simboliza la fuerza e integridad, pero también la infatuación. Representa la imagen del amor que atraviesa el corazón como una espada. Para demostrar este sentimiento, no hay nada mejor que obsequiar gladiolas.

Las gladiolas son el mejor regalo.
Foto: sdpnoticias.com

En México, esta flor llegó para quedarse por mucho tiempo y también para formar parte de su tradición. Se producen miles de toneladas de gladiola al año, principalmente en Puebla, el primer estado productor en la República con el 43 por ciento del total. Pero lo más importante es que esta flor encanta a los mexicanos. Es fácil encontrarla en mercados y florerías, siempre listas para alegrar la vida de alguien. La próxima vez que vayas a hacer un regalo, piensa en las gladiolas, te lo agradecerán siempre.

Foto de portada: Harold Litwiler

Continúa leyendo: La dalia, flor mexicana y emblema nacional