Construido en 1790, la Casa de Alfeñique es sin duda alguna, uno de los edificios más emblemáticos y de mayor importancia de la Puebla barroca y actual. Y no lo decimos solo por su extraordinaria fachada decorada de argamasa, que se asemeja al dulce de alfeñique, y su incalculable acervo artístico que alberga dentro. Es un icono poblano por la enternecedora y conmovedora historia de amor que dio vida a este edificio. ¿La conoces?

Una casa de dulce amor

Constituida como una de las leyendas más conocida de toda la ciudad de Puebla, la de la Casa de Alfeñique tiene su inicio en el siglo XVII y esta protagonizado por dos enamorados: María Ignacia y don Ignacio Morales. Un día, mientras caminaba rumbo a su trabajo como maestro herrero, Don Ignacio vio por primera vez a su amada, quedando prendado irremediablemente de ella.

capilla dentro de la casa de alfeñique
Foto: mexicoescultura.com

Los halagos y la petición de matrimonio no se hicieron esperar por lo que la joven mujer decidió probar el amor del herrero con una tarea que parecía imposible: construir una casa de dulce. Si lo lograba, ella se casaría con él. Sin titubear un solo momento, don Ignacio puso manos a la obra y gracias a sus habilidades, logró el cometido.

Foto: viajarelajado.files.wordpress.com

Se dice que este hombre enamorado contaba con una gran herencia, por lo que la construcción de la casa no le fue complicada de financiar. Finalmente, y después de un arduo trabajo, la casa quedó lista y se convirtió rápidamente en un emblema de la ciudad por su particular fachada que simula al dulce de alfeñique español y por el que los pobladores comenzaron a llamar así a esta casa. De esta manera, María e Ignacio contrajeron nupcias y la conservación de este edificio es prueba de su gran amor.

Sitio de recuerdos

Actualmente, la Casa de Alfeñique sigue conservando ese gran misticismo y distinción. Su hermoso exterior, continúa mostrando esos dulces detalles que fueron realizados, como decíamos antes, simulando al dulce de alfeñique. Sin embargo, el ahora Museo Regional, convertido así el 5 de mayo de 1926, cuenta también con una enorme colección de mil 598 piezas que se distribuyen en 19 salas. Aquí se pueden observar artículos como textiles, pinturas, objetos antiguos, carruajes, códices, entre muchos otros.

muebles en el interior de la Casa de alfeñique
Foto: hotelesenpuebla.com

La icónica Casa de Alfeñique es un ejemplo único entre tradicionalismo y modernidad. Un sitio hecho de recuerdos, símbolos de la identidad poblana y sobre todo, mucho amor.

indumentarias dentro de la casa de alfeñique
Foto: visitpuebla.com

Dirección 4 Oriente 416, Centro Histórico, Puebla, Puebla.
Horario: martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Precio de entrada: 40 pesos para adultos y 20 pesos para menores de 12 años, estudiantes, maestros e INAPAM.
Página de Facebook: Museo Regional Casa de Alfeñique

Foto de portada: José M. Azcona 

Continuar leyendo: Alfeñique mexicano, una dulce tradición