Dentro del estado de San Luis Potosí se encuentra un cráter que fue un lugar sagrado para la gente Huachichil. Originalmente llamado Xalapasco –que en español se traduce a “cráter sin agua” –, este sitio se encuentra rodeado de leyendas. Es por esta razón que a continuación te platicaremos un poco más acerca del lugar conocido como La Joya Honda.

Una foto publicada por Jorge Villegas (@jorgevillegasf) el

¿Qué es La Joya Honda?

 

Una foto publicada por Sergio Velasco Zwieger (@sergiovz3) el


La Joya Honda se encuentra ubicado en la comunidad de La Purísima, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Este sitio es un cráter volcánico tipo maar, es decir, su formación se debe a una explosión de agua subterránea. Debido a que aquí se encuentran distintas floras y faunas que usualmente no se encuentran juntas, es un sitio único.

Una foto publicada por Edison (@ediibarra) el


El cráter de La Joya Honda tiene 800 metros de diámetro y 200 metros de profundidad, siendo un tesoro natural. Es sabido que los extintos huachichiles realizaron aquí cuevas artificiales con el fin de observar desde su interior los movimientos del sol. El hacer esto les permitía llevar a cabo cálculos precisos acerca del paso de las estaciones del año.

Los misterios que le rodean

 

Una foto publicada por Carolina Rieder (@carolinardr) el


Desde que se tiene conciencia de su existencia, La Joya Honda ha sido un lugar sujeto a mitos y leyendas. Tan fuertes eran los rumores de que aquí descendían OVNIs que en 1970, la NASA tuvo que descartar que aquí se estrelló un meteorito. También es común decir que en este sitio se aparecen brujas ya cuando cae la noche.

Una foto publicada por Rodrigo Tovar Cruz (@rodrytovar) el


Sin embargo, la leyenda más famosa y prominente alrededor de La Joya Honda gira en torno a la Revolución Mexicana. Siendo una época llena de ladrones y bandidos, estos sujetos necesitaban un lugar seguro para esconder todos sus tesoros hurtados. Por esta razón y para suerte de ellos, este cráter en medio del desierto les dio el escondite perfecto… o eso dice la leyenda.