La Ciudad de México guarda una infinidad de lugares tradicionales que desde hace décadas reciben miles de curiosos; uno de estos sitios emblemáticos es la famosa Lagunilla, mercado de pulgas ideal para un domingo cualquiera. Este tianguis se caracteriza por vender objetos usados de todo tipo, y cuando nos referimos de todo tipo es porque la posibilidad de encontrar miles de cosas de tu interés es realmente muy grande.

Puesto en el mercado de pulgas la Lagunilla

Por las calles de la ciudad de México desde hace muchos años se escucha la frase “lo compré en la Lagunilla”. Y es que desde sus inicios ha sido el centro de compra de objetos viejos y sitio favorito de coleccionistas no solo de México, sino de gran parte del mundo.

Si eres fanático de las cosas antiguas sin duda este lugar será tu paraíso, ya que encontrarás artículos en tan buen estado que simplemente no creerás que existan, desde objetos de hace más de 100 años, joyería, ropa, juguetes, aparatos electrónicos y una gran infinidad de artículos.

Puesto al aire libre en la Lagunilla

Puesto en la Lagunilla

Se te recomienda visitar la Lagunilla con ropa cómoda y bastantes ligeros puesto que no dejarás de recorrer todos sus puestos y te aseguramos que regresarás a casa con más de un producto. De igual forma se encuentra abierto cualquier día de la semana, pero si en verdad quieres conocer cómo es el famoso y tradicional ambiente sin duda debes ir los domingos.

Una de las tantas historias que se cuentan entre las arterias de la Lagunilla data de 1934, cuando el ingeniero Guillermo González Camarena, recorría los puestos de chácharas en busca de las piezas que constituirían la primera televisión a color en el mundo.

Puesto de la Lagunilla

Contágiate de las zonas tradicionales en la Ciudad de México y aléjate un poco de las tiendas de prestigio que únicamente buscarán vaciar tus bolsillos y aventúrate por el tianguis de la Lagunilla, seguro encontrarás eso que has buscado por años.