La pirámide bajo el Cerro de la Estrella de Iztapalapa

49 Shares
49
0
0

Icono popular y cultural de Iztapalapa y todo aquel que habita el sureste de la CDMX, el Cerro de la Estrella es mucho más que un simple punto de referencia geográfica. Se trata de un imponente levantamiento natural donde alguna vez, se realizaron las ceremonias más importantes de las sociedades del Posclásico Mesoamericano. Es un sitio mágico, místico y milenario de múltiples secretos, de los cuales, estás a punto de descubrir uno: el de la enorme pirámide oculta bajo su pesada forma. ¿Te lo imaginas?

Ciudad oculta

Desde antes de la llegada de los españoles, el Cerro de la Estrella era reconocido como uno de los centros ceremoniales más importantes de la época prehispánica. Se sabe que era gran ciudad teotihuacana con áreas sagradas, casas y zonas de cultivo bien delimitadas. Tal es la importancia de este sitio que algunas leyendas locales señalan que aquí creció la primera cosecha de maíz, se originó el ser humano y nació la vida.

Camino al Cerro de la Estrella
Foto: mapio.net

De acuerdo con diversos estudios, este cerro era utilizado como epicentro de la ceremonia del Fuego Nuevo. El ritual se llevaba a cabo cada 52 años, fecha en que coincidía el inicio de los calendarios ritual y solar y que tenía por fin, evitar que el sol muriera. Toda esta información comenzó a difundirse cuando miembros del Instituto Nacional de Antropología e Historia descubrieron la pirámide principal de la zona bajo al actual predio de La Pasión, llamado así por ser el sitio donde cada año, se lleva la representación de la crucifixión de Jesús.

panorámica del Cerro de la estrella
Foto: tripadvisor.com

Nuevos amaneceres

A partir de los descubrimientos realizados en la zona se determinó que la pirámide y la zona arqueológica cuentan con más de mil 500 años de antigüedad. El basamento es además, de mayor anchura que la Pirámide de la Luna en Teotihuacán. Durante los trabajos, se han descubierto otro tipo de estructuras como el templo de Fuego Nuevo, sistemas de cuevas, terrazas y túneles que conectan a todo el cerro.

personas celebrando una ceremonia en el cerro de la estrella
Foto: mxcity.com

La pirámide se compone de tres superficies llenas de plataformas y rampas. A sus alrededores se puede notar el trabajo que hicieron los trabajadores al modificar la estructura misma del cerro para equilibrar el basamento.

persona caminando por la pirámide del cerro de la estrella
Foto: timeout.com

Al día de hoy, el basamento y la zona arqueológica del Cerro de la Estrella continúa siendo la punta del iceberg de toda una ciudad enterrada. Sin embargo, el creciente aumento poblacional de la zona, amenaza con cumplir esta tarea o por lo menos, detener su descubrimiento.

La zona puede visitarse de lunes a domingo de 9 a 17 horas. Se recomienda no llevar equipaje pesado, suficiente agua y zapatos cómodos.

Foto de portada: cyberspaceandtime.com

Continuar leyendo: Las zonas arqueológicas de México más insólitas

49 Shares
Te puede interesar