Cada mañana, sobre la cima del poblado de Xicotepec, en Puebla, un monumento de magnitudes titánicas observa el andar de todos los que pisan este verde suelo. Entre montañas, pequeñas comunidades e historias que vuelan por el cielo, nada pasa desapercibido para esta magna escultura que entre sus tantos nombramientos cuenta con uno en especial: ser la Virgen más grande de México.

Centro de fe

Ubicada sobre el Cerro del Tabacal, la Virgen de Guadalupe de Xicotepec se convirtió rápidamente en el punto neurálgico de la población. Comenzó a construirse a inicios del 2006 sobre el mismo lugar en el que los pobladores afirman haber aparecido. La construcción corrió a cargo del artista Miguel Vargas Martínez. Imitando al esplendoroso Cristo del Corcovado de Río de Janeiro, Brasil, este monumento fue levantado siguiendo una técnica de acero y revestimiento con modelado en cemento directo.

vista de la virgen de xicotepec
Foto: urbanotlaxcala.com

Con un peso de aproximadamente 115 toneladas y una altura de más de 20 metros, la Virgen de Xicotepec fue finalizada en 2010, con un costo aproximado de dos millones de pesos, dinero aportado por parte del gobierno municipal, feligreses y altruistas. A su inauguración, se transformó en el nuevo sitio de fe de todos sus habitantes y visitantes.

niño caminando hacia la virgen de xicotepec
Foto: twaku.com

A las faldas del cielo

De acuerdo con datos oficiales, cerca de 60 mil personas llegan hasta lo alto de esta magnífica escultura cada 12 de diciembre. Esto ha ocasionado que este municipio poblano se convierta en uno de los principales santuarios marianos en la zona centro del país. Además de las peregrinaciones anuales, los alrededores de la Virgen de Xicotepec se han convertido también en un perfecto lugar para observar los alrededores, tomar fotografías y admirar el atardecer.

personas disfrutando la vista desde el cerro del tabacal
Foto: patadeperro.com

Puedes visitar a la Virgen más grande de México de lunes a domingo sin costo alguno. Te recomendamos iniciar el ascenso al Cerro del Tabacal a temprana hora para evitar las grandes multitudes y la intensidad del sol.

Una vez en Xicotepec, no olvides visitar el centro del municipio y admirar la maravillosa Parroquia de San Juan Bautista, darte una vuelta por el Museo de Venustiano Carranza o experimentar de un ritual espiritista en la Xochipila.

Foto de portada: David Cabrera

Continuar leyendo: La majestuosa Cruz Celestial en Xicotepec y su sendero