Seguramente el primer pensamiento que pasó por tu cabeza al mirar a la laguna Hanson sea: ¿esto es en México? Lo sabemos, es fácil confundirse con alguna postal de Estados Unidos o Canadá e incluso con un sitio escondido de Europa. Pero aunque cueste creerlo, este hermoso pedazo de cielo se encuentra en el estado de Baja California. Un estado que pareciera el menos indicado para alberga un oasis de este tipo.

Estampa de fantasía

La laguna Hanson se localiza dentro del Parque Nacional Constitución de 1857. Ambos forman parte de la Sierra de Juárez al norte del estado californiano. Debido a la importancia ecológica del sitio, la laguna Juárez, como se le conoce oficialmente, pasó a ser propiedad de la nación en 1962 y posteriormente se incorporó al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas en 1983 gracias a un decreto del expresidente Miguel de la Madrid.

laguna HansonEl nombre de la laguna proviene del apellido de Jacob B. Hanson, un ganadero de origen noruego que compró y explotó la zona. Se dice que el europeo llegó a Baja California en el año de 1882. Al recorrer la zona, quedó enamorado de inmediato por lo que se hizo con una enorme extensión de territorio para criar ganado de gran calidad. Gracias a su trabajo, logró amasar una considerable fortuna que guardaba sigilosamente dentro de su rancho. Esto provocó que diversos forajidos y ladrones intentarán robar el tesoro. Un día, el señor Hanson desapareció de forma misteriosa sin revelar donde se encontraba su enorme botín.

laguna HansonZona de historias

Los alrededores de la laguna Hanson fueron habitados siglos atrás por el grupo indígena kumiai. Incluso, aún existen diversos vestigios, tales como inscripciones en rocas y pequeñas construcciones a los alrededores. El agua que reside dentro de este cuerpo acuífero proviene en su mayoría por agua de lluvia contenida en una depresión dentro de la sierra misma. Recorriendo la zona, el único sonido permanente es el respirar del bosque y la tranquilidad de los suspiros.

laguna HansonCerca de la laguna Hanson habitan una gran cantidad de animales como el venado bura de cola negra, el puma y el borrego cimarrón además de diversos mamíferos como liebres, conejos, zorrillos, coyotes y ratas de campo. También abundan serpientes, lagartijas, camaleones, ranas, sapos y alacranes. A pesar del deterioro que existe en la zona, existen diversas extensas áreas para acampar además de un complejo conformado por cabañas para complementar la visita en compañía de amigos y familia.

La mejor manera de llegar desde Ensenada es a través de la carretera a San Felipe. Llegando al poblado de Ojos Negros, hay una terracería que te llevará hasta el Parque Nacional Constitución de 1857 donde se encuentra la laguna.

Continuar leyendo: La Bufadora, un monumento natural de altura