Durante cada invierno, en la piel de la laguna San Ignacio se levantan pequeños montículos grises. No se trata de un fenómeno natural propio de esta región, ni mucho menos, algo provocado por el hombre. Se trata de la llegada de uno de los animales más sorprendentes del mar: la ballena gris. Este enorme cetáceo ha tomado esta zona como su principal refugio en costas mexicanas y al que llegan decenas de personas en todo el mundo para observar a estas especies.

Refugio de gigantes

La laguna de San Ignacio se ubica en el municipio de Mulegé, dentro de las aguas del Pacifico mexicano. Su origen se remonta al año de 1860 cuando se llevó a cabo la primera expedición de caza de ballenas dentro de la zona. El paso del tiempo y la demanda de este comercio, ocasionó la casi extinción de esta especie. Hoy en día, no hay mayor gobernante de estas aguas que este impresionante animal.

laguna San IgnacioAlrededor de la laguna existe una pequeña comunidad de no más de cien habitantes que depende de las regalías de este sitio natural. Se divide en tres diversas zonas: superior, media e inferior. La primera de ellas se caracteriza por su baja profundidad y a donde llegan las hembras para dar a luz a sus crías. En la segunda área se encuentran las madres con sus crías que se preparan para unirse al grupo. Por último, en la tercera sección existen la mayoría de cetáceos y donde se lleva a cabo el comportamiento social.

laguna San IgnacioLa laguna San Ignacio, que forma parte de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno, fue declarada como santuario de vida silvestre a partir de 1988. En la actualidad, este enorme complejo natural también es hogar de otras especies. Tales como el berrendo, el antílope americano y diversos tipos de tortugas como la laud, carey, golfina y verde.

Sin duda, en este sitio, la vida se vive de otra manera. Más cercana a la naturaleza y más alejada de todo lo demás. Se localiza a 59 kilómetros de la ciudad de San Ignacio y la carretera Federal 1

Continuar leyendo: Isla Todos Santos, el templo de los surfistas