Desde el norte hasta el sur. Cada una de las ciudades coloniales de México guarda un pedazo del antiguo corazón nacional. En estos sitios, se conservan los aires coloniales, los síntomas del ayer y las edificaciones eternas. No basta con conocer sólo uno de ellos cuando existen 7 más que están esperando con los brazos abiertos tu visita.

Puebla, Puebla

De todas las ciudades coloniales de México no hay alguna que se le compare a Puebla. La urbe trazada por los ángeles, es el lugar perfecto para aprender, conocer y llenarse de todo el ambiente barroco de México. Aquí, entre cientos de iglesias, te sentirás parte del pasado mientras caminas por edificaciones como la Catedral, la Capilla del Rosario, la Iglesia de la Compañía, el Templo de San Francisco, entre otros. Su variedad de artesanías hacen juego con la inmensa y exquisita gastronomía de esta hermosa ciudad.

Morelia, Michoacán

Capital y centro cultural de Michoacán, Morelia se mueve entre hermosos edificios coloniales y magnificas construcciones. Su Centro Histórico, reconocido como Patrimonio de la Humanidad, cuenta con grandes atractivos como la Catedral de Morelia y el Palacio de Gobierno. No hay que olvidar al Colegio de San Nicolás de Hidalgo, el Palacio Clavijero y el Museo de Arte Colonial. Una de las ciudades coloniales de México más espectaculares.

Morelia

Querétaro, Querétaro

Entre arcos y calles llenas de colores transcurren los días en Querétaro. Y es que esta ciudad se compone de hermosas iglesias, conventos, plazas y figuras talladas en piedra. Aquí te encontrarás con edificios como el Convento Agustino, el Templo de San Francisco, el Claustro de San Agustín y el actual Palacio de Gobierno. Las tardes se vuelven más cálidas en sus parques como la Alameda Hidalgo y la Plaza Independencia.

Querétaro

Continuar leyendo: 7 iglesias insólitas de México que te sorprenderán

San Cristóbal de las Casas, Chiapas

Pintada de amarillo y ocre, San Cristóbal de las Casas es el sueño de todo aquel que añora calma y hermosos rincones. Además de ser una de las urbes más antiguas de México, este pueblecillo mezcla viejas edificaciones con una gran variedad de artesanías y elementos icónicos de la cultura chiapaneca. Construcciones como la Catedral de San Cristóbal, el Ex Convento de Santo Domingo y su colorido corredor turístico, coronan la belleza arquitectónica de la ciudad.

San Cristóbal de las Casas

Mérida, Yucatán

Mérida no tiene nada que pedirle o envidiarle a cualquier ciudad del mundo entero. Y es que la capital de Yucatán es un paraíso de descubrimientos y realidades. Los aires señoriales que vuelan aquí, se mezclan con el misticismo prehispánico de la región. Casas elegantes, conventos y edificaciones como el Palacio de Montejo, la Catedral y la Antigua Casa Real, hacen de este lugar, una de las ciudades coloniales de México más hermosas.

San Miguel de Allende, Guanajuato

Todo lo que rodea a San Miguel de Allende es eclecticismo y tranquilidad. No por nada, esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, ha sido nombrada por dos años consecutivos como la mejor para viajar en todo el mundo. Esta hermosa urbe cuenta con una arquitectura virreinal exquisita donde destaca la parroquia de San Miguel de Arcángel, la Casa de Ignacio Allende y la casa del Mayorazgo del Canal.

San Miguel de Allende

Taxco, Guerrero

Taxco es inicio y fin. Fue una de las ciudades mineras más importantes de la Nueva España y, hasta la actualidad, continua siendo un símbolo perdurable de la edad colonial en México. Sus plazas, barrios y calles empedradas, resguardan miles de historias y leyendas. Edificaciones como la Iglesia de Santa Prisca, crean una mágica ilusión de inmediato. Otros sitios de interés son la Casa de Humbolt, el Museo de Arte Virreinal y el Museo de la Platería.

Oaxaca, Oaxaca

Oaxaca tiene un encanto especial desde el primer segundo. Es ese tipo de lugares a los que hay que vivirlos de principio a fin. El aire que se respira permite conjugar armonía y alegría al mismo tiempo. Aquí, las leyenda se vuelven ciertas y los sabores se hacen eternos gracias a su exquisita gastronomía. Al caminar por sus calles adoquinadas podrás observar a la Iglesia de Santo Domingo, el Templo de San Felipe Neri, el Museo de las Culturas de Oaxaca, entre otros.

Oaxaca