Muchas veces, no se trata del destino, sino del camino que tomamos para llegar a ese lugar. Muchos podrían interpretar esto como un viaje espiritual y la experiencia en sí de viajar. Pero nosotros hablamos de algo mucho más literal: el viaje que tomas por carretera. Por esa razón, te presentamos algunas de las carreteras mexicanas más hermosas.

Tuxcueca-Mazamitla

Carretera Tuxcueca-Mazamitla

Podrás ir en zigzag por el corredor ecoturístico de la Sierra del Tigre, en donde pasarás por un montón de Pueblos Mágicos. La zona boscosa por la cual atravesarás le ha valido el sobrenombre de “La Suiza Mexicana”. Esta carretera en el estado de Jalisco es ideal para olvidarte de los problemas urbanos y adentrarte en la naturaleza.

Tuxtla Gutiérrez-Coatzacoalcos

Carretera Tuxtla Gutiérrez-Coatzacoalcos

¿Te imaginas recorrer un sendero lleno de altos árboles e impresionante verde? Pues ésta es una de las carreteras mexicanas que te permitirá vivir justamente eso. Cruza la segunda selva tropical más importante del país y se encuentra en medio de Chiapas y Veracruz. Rodea la Reserva de la Biósfera El Ocote y cruza por la presa Nezahualcóyotl, combinando verde con azul.

Tijuana-Ensenada

Carretera Tijuana-Ensenada

No hay mejor lugar para observar increíbles acantilados y la costa rodeada de un mar azul.  El recorrido en este camino es tan impresionante que los lugareños le han dado su propio sobrenombre. Específicamente, le llaman “La Bella Cenicienta del Pacifico” por enamorar a todos con sus vistas.

Durango-Mazatlán

Carretera Durango-Mazatlán

Si lo tuyo son las alturas e impresionantes panorámicas, esta es una de las mejores carreteras mexicanas para explorar. Por aquí cruzarás por el Espinazo del Diablo, donde contemplarás el espectáculo que ofrece la Sierra Madre Occidental. Además, cruzar por el Puente Baluarte Bicentenario es una experiencia única.

Ciudad Juárez-Delicias

Ciudad Juárez-Delicias, de las carreteras mexicanas más hermosas

Nadie pensaría que en un ambiente semidesértico se encontraría un paisaje así de colorido. Definitivamente no obtiene el suficiente reconocimiento. Su carretera está compuesta de suelos salinos de textura media distribuidos en amplias pendientes, adornada con xerófilas entremezcladas y bajo clima semiárido.