El estado de Chiapas contiene muchos de los sitios naturales con las vistas más espectaculares en todo el territorio nacional. Sin embargo, son pocas las bellezas que se pueden comparar con las Cascadas de Agua Azul, con su impecable color. Ubicadas en el municipio de Tumbalá, a 64 kilómetros de Palenque, sus aguas son el resultado de tres diferentes ríos.

Las mágicas Cascadas de Agua Azul

Cascadas de Agua azul, Chiapas👌💓

A post shared by L a u r a I t z e l (@lau.orteg) on

Como se mencionó con anterioridad, las Cascadas de Agua Azul son alimentadas por tres distintivos ríos: Otulún, Shumuljá y Tulijá. Éstos forman cañones poco profundos con acantilados verticales, dando origen a estas cataratas chiapanecas que han enamorado por su belleza. Estas caídas de agua, a su vez, forman albercas naturales que son contenidas por diques calcáreos denominados geológicamente como gours.

La manera más fácil de llegar a las Cascadas de Agua Azul es visitando a San Cristóbal de Las Casas. Este municipio se encuentra a 133 kilómetros de distancia, por lo que es un trayecto largo antes de llegar aquí. Sin embargo, una vez que se alcanza a este destino natural, uno puede darse cuenta de que valió la pena. Sus cortinas de agua azul añil se deben a su lecho calizo, el cual es admirable en temporada de sequía. Durante las lluvias, en cambio, es impresionante venir a ver la cantidad de peces que se aglomeran a grandes montones.

¿Qué hacer?

Es recomendable que para el recorrido para llegar a las Cascadas de Agua Azul se lleve ropa cómoda para caminar. Específicamente: sandalias o tenis, repelente para insectos, protector solar, ropa que sea útil para el calor y otros accesorios necesarios.

#cascadas #chiapas

A post shared by @ best_views360 on

Aquí se podrá disfrutar de distintos servicios como actividades deportivas al aire libre, restaurantes, sanitarios, guías, estacionamientos y tiendas artesanales. Es por esta razón que venir a este santuario natural en el estado de Chiapas es toda una experiencia sinigual.

Continuar leyendo: Las cascadas más espectaculares de México