Con una población que apenas supera los 30 mil habitantes, Parras de la Fuente al principio no parecería gran cosa. Sin embargo, un vistazo al lugar te hará darte cuenta por qué es uno de los Pueblos Mágicos más queridos. Ven a descubrir esta pequeña joya escondida en el estado de Coahuila y por qué sus vinos son tan famosos.

La historia de Parras

Una foto publicada por Elías Sánchez (@fenty_omar) el


Parras de la Fuente, mejor conocido como simplemente Parras, fue fundada en 1598 como una de las principales cabeceras españolas en La Laguna, junto con Mapimí. Por lo tanto, su mucha importancia histórica se remonta ya a varios siglos atrás.

Una foto publicada por Gabriela Carrillo (@gabcarrillo) el


Fue justo aquí, en Parras, donde los españoles comenzaron una tradición vitivinícola de gran importancia para el resto de América. En efecto, en este Pueblo Mágico se localiza la primera bodega vitivinícola de todo el continente americano, ergo su importancia. Ejemplo de esta herencia que ha sido perfeccionada con el paso del tiempo es Casa Madero, que produce grandes vinos.

Una foto publicada por Daniel Lira (@dlira92) el


La importancia de Parras, Coahuila, no se limita solamente a producir botellas de estos fermentados distribuidos alrededor del mundo entero. Este lugar al norte fue el que vio nacer a una importante figura de la Revolución Mexicana: Francisco I. Madero.

Una foto publicada por Venetia Thompson (@venetiathompson) el

Lo bello del lugar

Una foto publicada por Lupira 🙂 (@maguvaes) el


Ahora, Parras se ha vuelto un importante destino turístico debido a su arquitectura religiosa, ecoturismo, herencia prehispánica y campos vinícolas. Puedes admirar pinturas rupestres grabadas en piedras a la intemperie en San Rafael de los Milagros, verdadero regalo de antepasados. También puedes visitar el Cañón de la Lima, con paredes de hasta 40 metros, ideal para escalar, nadar, caminar, etcétera.

Una foto publicada por Andrea (@andreaesperanza) el


La Iglesia de Santo Madero en la cima del Cerro del Sombreretillo es un lugar obligado para visitar en Parras. Al igual que lo es Casa Madero y los muchos otros campos vinícolas que se encuentran establecidos aquí.