Los gentilicios son, por definición, un adjetivo utilizado para referirse al lugar de origen, tanto de una como varias personas. Esta procedencia geográfica puede ser de un barrio, ciudad, estado, provincia, región o país, siempre que se refiera al destino. Además, este adjetivo puede convertirse en sustantivo, es decir, podemos referirnos a la francesa o al norteño, en su lugar.

Sin embargo, hay ciertos gentilicios que pueden llegar a ser un tanto extraños y cuyo origen es algo más oscuro. ¿Alguna vez te has preguntado por qué a las personas que son originarias de Pachuca se les conoce como Tuzos? Hay muchos casos similares en nuestro país, por lo que te presentamos el origen de algunos de estos inusuales gentilicios.

Tuzo

Uno de los gentilicios más raros, tuzo, pertenece a la gente de Pachuca, Hidalgo

Como ya habíamos mencionado con anterioridad, se les dice de esta manera a los que son originarios de Pachuca. Uno podría pensar que se llaman a ellos mismos de esta manera por el equipo de fútbol local. Sin embargo, este es uno de los gentilicios en México que hace referencia a un pequeño animal. En efecto, los tuzos son mamíferos parecidos a los topos que cavan madrigueras subterráneas. Un mote apropiado si se considera el origen minero de la ciudad.

Tapatío

Guadalajara, Jalisco

Existen dos teorías acerca del origen de este nombre, uno de los gentilicios más famosos. La primera es que proviene del náhuatl, tapatiotl, que significa “vale por tres”. Antiguamente, en el Valle de Atemajac –ahora Guadalajara–, los indígenas utilizaban como moneda para trueque tres costales con diez granos de cacao cada uno. De ahí este nombre. Otra teoría habla sobre una tamalera de Tlaquepaque, que tenía una olla llena de tamales. Constantemente le gritaba a su tío para que tapara dicha olla. Es decir, gritaba “¡tapa, tío!” y el nombre se quedó.

… Honestamente, la primera opción suena mucho mejor.

Jarocho

veracruz

Típico para referirse a los habitantes de Veracruz. Corre la teoría de que el adjetivo proviene de la jara. Es decir, de una flecha o lanza utilizados por habitantes de esta zona para cazar o pescar. No es una historia muy emocionante, pero tiene sentido.

Choco

Comalcalco, Tabasco

¿Por qué se les dice así a los habitantes de Tabasco? La respuesta es bastante sencilla, de hecho: es debido al chocolate. Hay que tener en cuenta que este estado es reconocido por su producción de cacao y chocolate. Por lo tanto, era común que a sus habitantes se les denominara “chocolateros”. Con el paso del tiempo, el gentilicio fue abreviado hasta la forma que conocemos hoy,

Chilango

CDMX

Si un chilango es alguien de provincia que llega a vivir a Ciudad de México o alguien nacido en CDMX es otro debate. Aquí sólo nos interesa el origen de la palabra. Una teoría afirma que el gentilicio proviene de “cilanco”, que es el agua que queda al secarse un charco. Considerando que la capital se fundó sobre los restos del Lago de Texcoco, no es tan descabellada. Otra teoría asegura que proviene del maya, xilaan, que significa “pelo revuelto y encrespado”. El anterior sería un adjetivo utilizado para describir a las personas de esta zona. Una tercera y última teoría postulan que la palabra chilango tiene una raíz náhuatl. La palabra chilan-co significa “en donde están los colorados”, supuestamente aludiendo al color que obtienen los habitantes de aquí en época de frío.