Entre la diversidad de iglesias que componen a nuestro país, existe un grupo poco conocido pero de gran importancia: los Templos Expiatorios de México. Este conjunto se caracteriza por ser un lugar de expiación de pecados permanente, a través del Santísimo Sacramento que siempre está expuesto. Las construcciones pertenecientes a esta denominación cuentan con una variedad de estilos aunque principalmente, los estilos góticos y neógoticos se presentan mayormente en sus espectaculares fachadas, columnas, grandes torres e interiores majestuosos. ¿Aún no conoces a estos templos? es momento de viajar por los más hermosos y espectaculares de México.

Templo Expiatorio de León

Considerado una de las construcciones religiosas más hermosas de México, el de León se distingue por un estilo neogótico que realza las luces y sombras de toda la construcción. Es conocido localmente como la pequeña Notre Dame de México gracias a sus puertas de bronce, piso de granitos y vitrales monumentales. Está dedicado al Sagrado Corazón de Jesús y fue finalizado 91 años después del inicio, con la visita del Papa Benedicto XVI.

exterior del templo expiatorio de león
Foto: wikipedia.com

Templo Expiatorio de Zacatecas

Comenzó a construirse en el año de 1747 y fue conocido primeramente como el Templo de la Santa Escuela. Posteriormente pasó a manos del gobierno y utilizado como escuela. Fue hasta 1906 cuando reabrió sus puertas bajo el control de la iglesia. Antes de su reapertura, el arquitecto Dámaso Muñetón inyectó el aire eclético afrancesado que se puede admirar en su fachada de estilo neoclásico y su única torre.  

exterior del templo expiatorio de zacatecas
Foto: Facebook Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Zacatecas

Templo Expiatorio de Guadalajara

Imponente de inicio a fin, este edificio es sin duda el más espectacular de los Templos Expiatorios de México. Entre sus tantas características destaca la estructura de cantera tallada a mano además de los vitrales realizado por Jacques y Gerard Degusseau. Otros elementos a destacar son los tres tímpanos recubiertos de mosaico italiano y el reloj de 25 campanas, rodeado de las figuras de 12 apóstoles. El reconocido arquitecto italiano Adamo Boario, responsable del Palacio de Bellas Artes, fue el artífice de la máxima joya del neogótico de México.

exterior del templo expiatorio de guadalajara
Foto: pinterest.com

Templo Expiatorio de Zamora

A comparación de los Templos Expiatorios de México, el de Zamora es el único del grupo que aun no ha sido finalizado. Comenzó a construirse en 1892 y hasta la actualidad, se sigue trabajando en la torre principal. Esta magna iglesia se compone de cantera rojiza, una fachada tripartita y un interior de arcos ojivales y grandes ventanales. Es junto al Santuario Guadalupano y el Templo de San Juan Diego, las máximas obras del neogótico en todo Michoacán.

exterior del templo expiatorio de zamora
Foto: jaimeramosmendez.com

Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, CDMX

Aunque no es común dentro de las grandes construcciones religiosas, la CDMX cuenta con un digno representante dentro de este grupo. Se trata de un recinto construido sobre el Templo de San Francisco y diseñado por el arquitecto Emilio Dondé. Su arquitectura es de estilo neorrománica y en su interior se encuentran una gran cantidad de mosaicos neobizantinos. Aquí se encuentran también los restos de Félix de Jesús Rougier, un sacerdote y fundador de diversos institutos religiosos en México.

exterior del templo expiatorio de san felipe neri
Foto: wikipedia.com

Templo de San Luis Gonzaga, Monterrey

Único en todo el grupo, el templo regio destaca principalmente por la construcción neogótica en cemento, novedad técnica no utilizada en aquellos años. Cuenta con una planta circular que toma forma de octágono en los pisos superiores. Fue levantado entre 1898 y 1923, siendo la de menor tiempo de construcción del listado.

fachada del templo expiatorio de san luis gonzaga
Foto: wikipedia.com

Templo Expiatorio de Durango

Fue construido entre 1891 y 1948, teniendo como ejemplo la Sacre Coeur de París, Francia. Aunque cuenta con un marcado estilo neoclásico en su estructura principal, destacan sus detalles neogóticos en sus arcos, fachada y puertas. En su interior se encuentra una custodia de metro y medio de altura, la cual se compone de oro y plata, donado por los feligreses. Uno de los Templos Expiatorios de México más espectaculares.

fachada del templo expiatorio de Durango
Foto: pinterest.com

Templo Expiatorio Guadalupano, Teziutlán

Muy diferente al resto de construcciones de este listado, el Templo Expiatorio de Teziutlán fue el primero de su tipo en toda América Latina. Por ello, en su construcción se pueden notar elementos muy básicos del neogótico y neoclásico juntos. Se ubica en lo alto del cerro de Texaxaca y cuenta con un ambiente natural.  

personas caminando a las afueras del templo expiatorio de texaxaca
Foto: Facebook Templo Expiatorio de Texaxaca

Templo Expiatorio del Ave María, Aguascalientes

Llamado primeramente como el Templo de la Virgen de la Salud, por el templo de las Siervas de María, el templo tomó su actual nombre años después. En su interior se puede observar la Custodia Monumental, la cual esta exhibida las 24 horas del día durante todo el año. Alberga también diversos vitrales y un par de campanas en su exterior.

interior del Templo expiatorio del ave maria
Foto: ags.gob.mx

Templo Expiatorio de Teocaltiche

El menos conocido de los Templos Expiatorios de México se ubica en el noreste de Jalisco, dentro del municipio de Teocaltiche. Esta dedicado a Nuestra Señora de la Merced y cuenta con un estilo más cercano al neoclásico que al gótico. Su interior de cantera rosa contrasta con su fachada austera.

interior del templo expiatorio de teocaltiche
Foto: archivo

Continuar leyendo: 10 templos fantásticos de México