La denominación de Pueblo Mágico es una que ha beneficiado al turismo de varios municipios en distintos estados del país. Sin embargo, Sinaloa tiene una categoría extra que busca promover la magia y tradiciones de otros poblados dentro de su territorio. Se trata de los Pueblos Señoriales de Sinaloa, cada uno con su propia magia y atractivos.

El Quelite

El Quelite, uno de los nueve Pueblos Señoriales de Sinaloa

El primero de los Pueblos Señoriales de Sinaloa se encuentra a menos de 40 minutos de Mazatlán. Es un lugar muy pintoresco, donde la vida rural es el pan de cada día. Coloridos porches, cercas decoradas con flores y hermosa arquitectura son sus mayores atractivos. Además, puedes disfrutar de gastronomía típica como gorditas de puerco, jocoque y queso.

Choix

Toca el turno de este poblado al extremo norte de Sinaloa. Sus tranquilas calles están enmarcadas por una exuberante y verde vegetación. La Sierra Madre Oriental es el paisaje de todos los días para sus habitantes y visitantes. Finalmente, el aroma se encuentra impregnado de los aromas de pinos, encinos, sabinos y guamúchiles que le rodean.

Imala

Imala, Sinaloa

El siguiente de los Pueblos Señoriales de Sinaloa es famoso por su característico arco. Es el punto por excelencia para postales fotográficas que no pueden faltar en tus redes sociales. Además, la Iglesia de San Juan Bautista, que data del siglo XIX, es otro de los atractivos que no puedes perderte. Finalmente, sus balnearios de aguas sulfurosas y la Presa de Sanalona te darán diversión acuática al por mayor.

Copala

Copala, Sinaloa

Uno de los Pueblos Señoriales de Sinaloa que mantiene intacto su aire provinciano de la época virreinal. Sus calles empedradas y empinadas dan la impresión de que, aquí, el tiempo se ha detenido. La Iglesia de San José es un hermoso monumento de la arquitectura barroca mexicana. Y este pueblo es famoso por el plátano, particularmente por el pay fabricado a partir de éste.

Villa de Ahome

Villa de Ahome, Sinaloa

De los Pueblos Señoriales de Sinaloa, éste tiene más de 400 años de antigüedad. Aquí está el Centro Ceremonial Yoreme, muy famoso durante la época de la Cuaresma. Aquí, cada viernes, se reúne un grupo de indígenas yoremes vestidos de “judíos” para representar la Pasión y Muerte de Jesús.

San Ignacio

San Ignacio, Sinaloa

Fundado como una misión jesuita en el siglo XVI, hoy es un hermoso pueblo con gran colorido. En sus calles relucen monumentos a personajes históricos, como Benito Juárez o el general Gabriel Leyva Velázquez. Tiene su propio Callejón del Beso, la llamada Casa del Diablo y un sitio de pinturas rupestres.

Elota

Si hay algo que caracteriza a esta población son sus extensos 45 km de litoral. Aquí hay numerosas playas con los mejores servicios para dar una experiencia relajante y completa. A diferencia de otros poblados, aquí la mayoría de la arquitectura es pragmática, siendo construida en el siglo XX.

Sinaloa de Leyva

Este poblado es de importancia histórica, pues aquí comenzó la evangelización del noroeste de México gracias a los misioneros jesuitas. Sus antiguas casonas del siglo XIX y calles adoquinadas le dan un aire de antigüedad y encanto. Si eres amante de la pesca deportiva, entonces no dudes en visitar la Presa Gustavo Díaz Ordaz.

Concordia

Finalmente, el último de los Pueblos Señoriales de Sinaloa es también el más reciente en recibir esta denominación. Es el lugar perfecto si eres fan de la caza deportiva. Su arquitectura virreinal y jugo de ciruelas son dos atractivos que apelan a tu vista y sabor. Y el pueblo es enmarcado por la Iglesia de San Sebastián, un majestuoso ejemplo del barroco mexicano.