Los secretos del bellísimo Palacio de Correos de México

Describir al Palacio de Correos de México es hablar de uno de los edificios más emblemáticos e importantes en la historia del país. Su misma creación, es una leyenda que narra la evolución arquitectónica de esta nación y el cambio generacional que significó su creación. Y aunque actualmente sus funciones han pasado a segundo plano, su presencia y majestuosa cascada de detalles siguen tan vigentes como desde el primer día.

Origen de su nombre

Además de ser conocido como el Palacio de Correos, este edificio ostenta otro título bastante obvio como desconocido: la Quinta Casa de Correos. Este mote proviene del cambio de dirección que sufrió la institución antes de instalarse en su actual sitio. Cuatro inmuebles, ubicados en las calles Del Parque, Santa Teresa, San Francisco y Moneda, fueron ocupados con anterioridad, por lo que al llegar a la calle de Tacuba, esta se convirtió en su quinta residencia.

exterior del Palacio de Correos
Foto: mxcity.com

Trabajo de dos naciones

A pesar de la complejidad del Palacio de Correos, su construcción fue de apenas cinco años, un lapso bastante corto a comparación de otras edificaciones. El diseño y estilo corrieron a cargo del arquitecto italiano Adamo Boari. En tanto, la construcción fue dirigida por el ingeniero mexicano Gonzalo Garita y Frontera.

exterior del palacio de correos
Foto: reconociendomexico.com

De estilos y formas

Como en ningún otro edificio, el Palacio de Correos de México se convirtió en un ejemplo perfecto de la arquitectura eclética. En su fachada se puede apreciar una combinación exquisita de estilos platerescos isabelinos, góticos y venecianos. En tanto, la esquina del edificio siguió el “Pan Coupé” el cual consiste en un plano largo y estrecho en vez de esquina, coronada por un gran reloj alemán.

esquina del Palacio de Correos
Foto: mxcity.com

Adentros de otro mundo

Uno, o unos, de los elementos más apreciados del palacio es sin duda la herrería de su interior. Para dar vida al hall principal, se trajeron piezas de bronce de la Fondería Pignone, taller ubicado en Florencia, Italia. En ese mismo sitio, se realizaron las herrerías de los pórticos, faroles, ventanales y gárgolas además de contribuir con el levantamiento de la escalinata de mármol.

interior del Palacio de Correos
Foto: mas-mexico.com

Secretos sobre secretos

El Palacio cuenta con cuatro niveles. Entre estos destaca el segundo piso donde reside el Museo Postal el cual alberga una exposición permanente sobre la historia del correo en México. También existe una biblioteca especializada y una tienda con sellos, sobres y postales. Asimismo, en la sala Bartolomé Galloti se encuentran los frescos pintados por el artista homónimo.

personas caminando en el
Foto: centrourbano.com

Dirección: Tacuba 1, Centro Histórico de la CDMX

Foto de portada: Ole Steffensen

Continuar leyendo: Chimalistac: el nuevo barrio favorito de la CDMX