El tequila es probablemente la bebida mexicana con mayor reconocimiento en todo el mundo. Ya sea por el cliché de que sólo bebemos eso o de que los conocedores verdaderamente lo aprecien. Y hay un rango enorme de precios y calidad respecto a esta bebida que es el alma de muchas fiestas. Sin embargo, hay ocasiones en que el precio de un producto puede ser exuberante y el tequila no es la excepción. A continuación te presentaremos algunas de los tequilas más caros del planeta.

Rey Sol Añejo

Rey Sol Añejo

Es añejado por seis años en barricas de roble francés, haciéndolo uno de los tequilas con aromas a ciruela y manzana. Se utiliza agua de manantial y es producido en Ojo de Agua de Latillas, en Jalisco. Su precio aproximado es de 6,400 pesos.

Tres – Cuatro – Cinco

Tequila Tres - Cuatro - Cinco

Su nombre hace referencia a la edad de los tequilas que son mezclados en esta botella. Las botellas diseñadas por Alonso González son hechas a mano con cristales especiales. Su precio aproximado es de 8,000 pesos.

Clase Azul Añejo Ultra

Clase Azul Añejo Extra

De las 100 piezas hechas de esta botella, 50 se distribuyen en México y el resto en Estados Unidos. Este fino tequila es añejado en barricas de jerez y después es envasado en garrafas de cerámica hechas a mano. Su precio aproximado es de 30, 000 pesos.

Barrique de Ponciano Porfidio

Barrique de Ponciano Porfidio, de los tequilas más caros del mundo

Es añejado por 10 años en barrica de roble francés. Sin embargo, lo verdaderamente extravagante de estos tequilas es su embotellado. Son botellas largas y delgadas con un cactus hueco dentro, con las letras de la marca grabadas en oro. Se producen dos mil al año y cuesta aproximadamente 35, 000 pesos.

Ley.925 Pasión Azteca Ultra Premium Añejo

Ley.925 Pasión Azteca Ultra Premium Añejo, el tequila más caro del mundo

¿Pensabas que los tequilas anteriores eran caros? Su precio parecerá pura morralla cuando te enteres del costo del siguiente. Su precio es de, aproximadamente, 3, 700, 000 pesos. Mejor te lo escribimos: tres millones setecientos mil pesos. ¿Y por qué tan cara? Por la botella en sí. Es de dos piezas hecha a mano, con la mitad hecha de oro blanco puro y la otra mitad de platino. Este segundo material también forma un emblema que une a dichas piezas. Además, si estás dispuesto a pagar un millón de euros, pueden incrustar a la botella con diamantes.

Pero, ¿y el tequila? Quién sabe, puede ser una porquería, pero después de pagar eso, nadie va a admitirlo.