Existe en el estado de Baja California un maravilloso lugar de aguas termales que está escondido en la Sierra Cucapah. Además, aquí se encuentra un espacio perfecto para todos aquellos que son amantes de la aventura y de la adrenalina. Por eso, prepara tu idea al Cañón de Guadalupe, para que así vivas una experiencia de aventura como ninguna otra.

El Oasis en el Desierto

Cañón de Guadalupe

El Cañón de Guadalupe es también conocido como el “Oasis en el Desierto” y al verlo entenderás por qué sí. Se le considera como un ícono del desierto de Baja California, a 60 km al sur de la carretera Mexicali-Tijuana. Sin embargo, el llegar aquí no es una tarea fácil, por lo que tendrás que conseguir a un guía especializado.

Cañón de Guadalupe

Una vez que llegues al Cañón de Guadalupe, lo primero que cautivará tu atención serán sus muchas aguas termales individuales. Localizadas cada una en diferentes pozas, son el lugar ideal para relajarte e incluso acampar y ver al cielo estrellado. En caso de que tengas mucho calor, también hay piscinas de agua fría y varias cascadas para que puedas descubrir. La mejor época para venir a visitar el lugar es durante el verano, para que así disfrutes de la experiencia.

Qué más hacer en el Cañón de Guadalupe

Cañón de Guadalupe

Además de sus aguas termales, otro de los atractivos que ofrece el Cañón de Guadalupe son sus formaciones rocosas impresionantes. El sólo ver los trabajos que la Madre Naturaleza ha realizado aquí es un espectáculo por sí mismo muy grande. Al pasar por Palmas de Cantú, podrás admirar pinturas rupestres que dejaron los indígenas locales para la posteridad y humanidad.

Cañón de Guadalupe

Es por estas razones y otras más que no debes dejar de visitar el Cañón de Guadalupe en Baja California. Un lugar que combina la aventura de llegar a un lugar de difícil acceso con la relajación de aguas termales.