El ícono de la arquitectura del comercio se llama Mercado Libertad, mejor conocido entre los tapatíos como Mercado San Juan de Dios. Uno de los lugares más significativos de Guadalajara que cada año recibe miles de turistas nacionales e internacionales. Aunque la mayoría llega para admirar su magnífica edificación, siempre terminan llevándose una bella artesanía, frutas o hasta artículos esotéricos.

Mercado "Libertad"
Foto: Valeria Márquez

Acerca del Mercado San Juan de Dios

El Mercado San Juan de Dios fue construido en el año de 1958, aunque la actividad comercial en este lugar data de antes de 1888. Este año se estableció aquí el primer mercado, que sobrevivió hasta 1925 cuando fue construido un edificio más grande. Treinta tres años después, se inauguró el mercado que conocemos en la actualidad, el cual fue obra del reconocido arquitecto Alejandro Zohn. Se construyó como un edificio de tipo modernista, de varilla y concreto sólido.

Mercado San Juan de Dios.
Foto: timeoutmexico.mx

Su impresionante área de 4 mil metros cuadrados lo convierten en el mercado techado más grande de Latinoamérica. En todo el Mercado de San Juan de Dios existen aproximadamente 3 mil puestos donde se comercializa de todo. Es posible encontrar ropa, lentes, zapatos, instrumentos musicales, carne, aparatos electrónicos, frutas y verduras, comida internacional, algo de joyería y artículos esotéricos, entre muchos otros.

Ícono de Guadalajara

Como ya dijimos, popularmente se le conoce como Mercado San Juan de Dios. Esto porque se ubica dentro del antiguo barrio de San Juan de Dios, sobre avenida Javier Mina, en el Centro Histórico de Guadalajara. Este inmueble es tan importante para Guadalajara que incluso fue declarado como Patrimonio Artístico de la Nación por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Pero el Mercado Libertad es más que una representación artística, es el patrimonio de muchas familias.

Mercado San Juan de Dios.
Foto: pinterest.com

Todo en el Mercado San Juan de Dios te encantará, desde su impresionante arquitectura de tres niveles, sus productos siempre frescos, hasta el trato cálido y amable de los comerciantes. Cualquier tapatío sabe lo mucho que significa este lugar, donde prácticamente se puede encontrar de todo.

Foto de portada: Bo Nielsen

Continúa leyendo: De hospital psiquiátrico a Museo Regional de Cholula