Muy alto, en las montañas del estado de Morelos, a dos horas en autobús de la Ciudad de México, se encuentra una antigua pirámide en la cima del cerro Tepozteco, al final de un largo trecho a través del bosque nuboso del país.

Pirámide del Tepozteco

Esta pirámide en el cerro del Tepozteco se encuentra dedicada en honor al dios Tepoztecatl, la deidad asociada con el pulque y ha logrado atraer a una impresionante cantidad de turistas y peregrinos, tanto nacionales como alrededor del mundo, siendo también uno de los sitios más populares en México para recibir al equinoccio de primavera.

El lugar es famoso por su supuesto misticismo, a la vez que el Pueblo Mágico que sirve de hogar para esta formación rocosa –Tepoztlán– es conocida por albergar a un fuerte número de expatriados estadounidenses y europeos. El mezcal, uno de los destilados más populares en todo el territorio nacional, también es producido aquí y ha ganado bastante notoriedad por su calidad.

La pirámide del Tepozteco posee dos cuartos dentro de su estructura, uno de ellos sirviendo como salida hacia sus monumentales escaleras y el otro dirigiendo hacia una pequeña cámara en el interior.

El trecho que hay que realizar para llegar a esta ancestral construcción es, en sí, toda una aventura, pues se encuentra repleto de vistas increíbles, entre las que destacan cascadas, un toldo de densos árboles, interesantes formaciones rocosas y un montón de juguetones coatíes. El camino donde comienza dicho trecho comienza siendo unas pequeñas escaleras antes de cambiar a un camino rocoso que es enmarcado por un gran bosque, haciendo fácil el entender por qué esta locación ha atraído a tantas personas de todo el mundo para admirar al cerro y a la pirámide.

Así que ya sabes y planea tu próximo viaje de fin de semana al Tepozteco, donde el misticismo te espera.