Museo Juan Soriano, una joya en Cuernavaca

El Museo Juan Soriano es un refugio urbano en el que no se sabe dónde termina ni dónde se abre paso la ciudad. Es un atajo en pleno Cuernavaca a través del paisaje, una arquitectura espectacular y el arte. Y es que una gran cualidad de este lugar, además del legado artístico que alberga, es su extenso jardín que ofrece un camino que conecta el barrio de Amatitlán con las calles del Centro Histórico.

Museo Juan Soriano en Cuernavaca, Morelos.
Foto: plataformaarquitectura.cl

Descubre el Museo Juan Soriano

Este espacio es un homenaje a uno de los grandes artistas mexicanos: Juan Soriano. Aquí se conserva el legado de este artista que marcó un episodio relevante en la historia del arte en el país, además de algunos de sus contemporáneos. Todo está al resguardo de contenedores envolventes en concreto blanco que figuran como lienzos. En 6 mil metros cuadrados, el espacio cultural ensambla museo, talleres, biblioteca, salas de exposición y un restaurante.

El jardín del Museo Juan Soriano ocupa el 80% del espacio.
Foto: jsa.com.mx

La colección del Museo Juan Soriano se compone de 150 esculturas de gran formato que hizo el artista, además de más de mil obras en óleo, obra gráfica, tapices y cerámicas. Además de las huellas de la naturaleza en el exterior. En el jardín uno puede caminar entre amates, ceibas, casahuates, guajes, espejos de agua y senderos de concreto, grava y tierra. Un lugar de circulación continua con una gran disposición al encuentro de experiencias, gente e ideas.

Un atajo a través del arte y la arquitectura

De hecho, el programa arquitectónico no solo contempla crecimiento vertical hacia arriba sino también hacia abajo. El horizonte de la bella Cuernavaca puede vislumbrarse desde aquí, sin necesidad de erguirse una edificación monumental que pueda romper con la armonía. Todo puede verse incluso a través de las ventanas y marcos del museo. Esta misma infraestructura permite aprovechar la luz del día para la apreciación de las obras.

Interior del Museo Juan Soriano.
Foto: picuki.com

Los visitantes del Museo Juan Soriano cruzan, sin darse cuenta, un puente entre la ciudad y la comunidad, a través de un mundo de arte y arquitectura. El espacio parece aislado de Cuernavaca, gracias a sus jardines que ocupan el 80 por ciento de su espacio y que cambian el ruido por serenidad y paz. Pero que, al unísono, se funde con el espacio urbano con su fabulosa integración plástica y el espacio colectivo que plantea.

Foto de portada: cdn.shopify.com

Continúa leyendo: El icónico edificio central de la Universidad de Guanajuato