Múzquiz, el pueblo mágico de los kikapú

El séptimo lugar de Coahuila nombrado como pueblo mágico, es un mosaico de cultura, historia y naturaleza. Múzquiz tiene un paisaje variado, que sincroniza a la perfección con el conocimiento ancestral de las etnias kikapúes y macogos. Su geografía brinda la oportunidad de vivir verdaderas aventuras a través del campismo o senderismo, o con un poco de kayak en el río Sabinas.

El origen de Múzquiz

Los orígenes de Múzquiz se remontan a 1737, cuando se fundó con el nombre de Santa Rosa María del Sacramento. En un principio, fue un presidio español de protección contra los ataques de los indios que hostigaban la región. Su actual denominación se debe al general Melchor de Ecay y Múzquiz de Arrieta, originario de este lugar y presidente interino de México en 1832. Sin embargo, su nombre era muy largo y se decidió invalidarlo para solo designarlo villa de Múzquiz, desde 1850.

Parroquia Santa Rosa de Lima en Múzquiz.
Foto: rinconesdemexico.com

Cuando Benito Juárez era presidente, los indios kikapú pidieron al gobierno mexicano un pedazo de territorio en Coahuila, luego de perder sus tierras en Estados Unidos. La petición se les concedió y, a la fecha, mantienen sus ritos y tradiciones en Múzquiz. De hecho, su lengua es la única álgica que subsiste en México. Pero también hay colonias de mascogos, una comunidad afroamericana descendientes de semínolas negros que huyeron de la esclavitud en el vecino país del norte. Ambas presencias no han hecho más que enriquecer la cultura de la región.

kikapù cabalgando
Foto: etniasdelmundo.com

Un lugar para disfrutar de la naturaleza

El variado paisaje natural convierte a este pueblo mágico en un santuario digno de un documental. Puedes visitar el manantial de Nacimiento, donde nace el río Sabinas. A lo largo de este, mientras los recorres en kayak, puedes admirar los hermosos parajes de Las Tablas y Las Rusias. El parque ecoturístico La Cascada es un lugar imperdible para quienes buscan la tranquilidad que solo puede ofrecer la naturaleza.

Río Sabinas en Múzquiz.
Foto: MarceRodz

La Parroquia de Santa Rosa de Lima es una parada obligatoria en Múzquiz. Se construyó en el siglo XIX y se convirtió en un monumento a Benito Juárez. El Museo Quinta Julio Galán es para los fans del arte contemporáneo y en el Museo de Paleontología te encontrarás con fósiles de hace 90 millones de años. No hay duda de que este pueblo mágico coahuilense te encantará. Un lugar en el que se disfruta de la naturaleza, la cultura y la comida.

Foto de portada: gob.mx

Continúa leyendo: Los paisajes de sulfatos de Viesca