Nadar acompañado del tiburón ballena es una experiencia donde las barreras entre humanos y animales no existen. Así como ver golpear el viento contra el mar y aplastar arena blanca en tu puño son momentos que sólo Holbox ofrece. Ubicada en el extremo más lejano del estado de Quintana Roo, el pequeño tramo territorial impide el paso al tiempo y el espacio. Un lugar exclusivo para personas que quieran disfrutar de las maravillas del mar caribeño.

La experiencia de nadar con el Tiburón Ballena

Buzos nadando cerca de un tiburón ballena en la isla de Holbox Peces de magnitudes únicas

El tiburón ballena es una especie de mamífero que puede llegar a medir hasta 18 metros de largo. Esta clase de peces prefieren el agua cálida en la superficie donde favorece el crecimiento de plancton, su alimento predilecto. Entre los meses de mayo a septiembre se da el mayor periodo de avistamientos provenientes de la isla de Cabo Catoche. Los tiburones ballena son muy dóciles y gentiles, no se asustan cuando se les aproximan buzos o nadadores.

Este tipo de animales se caracterizan por una serie de manchas por lo que son llamados en algunas ocasiones como tiburones dama o tiburones dominó. Cada especie de este pez cuenta con rasgos únicos que los identifican de forma individual. Gracias a su sistema reproductivo se han encontrado hembras preñadas hasta de 300 crías.

Resultado de imagen para tiburón ballena méxico

Holbox: Sitio de infinita diversidad

La isla mexicana cuenta además con una gama inmensa de especies animales únicos de la región. La manta diablo, delfines y tortugas son comunes de ver durante el trayecto marítimo por las costas de Holbox. Asimismo podrás practicar kiteboarding y sumergirse en el agua de Yalahao Lagoon durante tu viaje al arrecife. Aquaworld y Holbox Travel son algunas de las agencias que te ayudarán a recorrer las playas blancas. En tu próxima visita a la península yucateca no dejes de visitar el cálido y reconfortante ambiente de Holbox.

Lee ahora: Holbox: Un paraíso natural