Dotado de un envidiable clima todo el año, el lago de Chapala es el sitio donde todo puede pasar. Un enorme rincón ubicado en el estado de Jalisco que ofrece decenas de actividades por hacer alrededor de este maravilloso espejo de agua. Este mítico deposito dulce, marca el ritmo turístico en la región reuniendo parte de la esencia mexicana.

Oasis jalisciense

El lago de Chapala cuenta con una extensión de 114 659 hectáreas de extensión. Se ubica mayormente en el estado de Jalisco además de compartir una pequeña fracción con Michoacán. Es además la fuente de agua potable más importante de Guadalajara y un verdadero centro cultural y artístico. Diversas villas de pescadores y artesanos rodean a la ciudad como fieles vigilantes ofreciendo su trabajo a los visitantes. Sus localidades aledañas como Ajijic y San Juan Cosalá complementan esta belleza dulce. La extensión del lago cuenta también con dos islas llamadas “Los Alacranes” y “Mezcala”, dos pequeños oasis en medio de la intensa piel del agua.

vista del muelle en el lago de ChapalaLas bondades de la naturaleza en el lago de Chapala han dado a este lugar su mejor carta: el clima. Gracias a sus 28 grados centígrados durante casi todo el año, la zona ha sido nombrada como “La ciudad del verano eterno”. En medio de un paisaje de tabachines, jacarandas, sauces, árbol del fuego y laurel de la India, este sitio ofrece un sinfín de actividades. Desde esquiar en agua hasta descansar en una hamaca se pueden vivir en Chapala. A esto se añade el practicar golf, ciclismo, caminatas, excursiones y nadar en el balneario de San Juan de Cosalá.

vista de las orillas del lago de ChapalaTambién podrás visitar su mercado de artesanías y maravillarte con el arte de la región. De igual manera respirarás el olor de platillos típicos como los charales dorados, pescado blanco al mojo de ajo y tacos de hueva. Qué esperas para gozar de todo esto en el lago más grande de México, Chapala.

Continuar leyendo: Descubre los mejores lagos de Michoacán