Los arces y las hojas que producen son el emblema más distintivo de Canadá. Esta especie no solo puede regalar miel de maple, sino también los paisajes otoñales más bellos del mundo. El cambio dramático de su follaje ofrece una ola de tonalidades que hacen vibrar a cualquiera. Quizá pienses que este fenómeno solo lo pueden disfrutar quienes visitan los intrincados bosques de Québec y Ontario. Pero no es así. En México existe un bosque de maple en Talpa.

Bosque de maple en Talpa.
Foto: travesiasdigital.com

Acerca del bosque de maple en Talpa

El bosque de maple en Talpa se localiza en las montañas templadas y húmedas de la Sierra de Manantlán, en el pueblo mágico de Talpa de Allende, Jalisco. Su existencia se reconoció apenas en el año 2000, aunque la especie ya llevaba unos 23 millones de años viviendo en el occidente de México. En aquel periodo geológico, conocido como Mioceno, las bajas temperaturas permitieron que especies del extremo norte del continente se trasladaran al sur.

Bosque de Arce en Talpa.
Foto: bosquedearce.org

Este bosque de maple en Talpa mide unas 56 mil hectáreas y es hogar de otras 60 especies de árboles y arbustos. Debido a esta rica diversidad, especialistas y habitantes cerca del bosque han luchado para proteger el sitio. En 2016, el bosque fue declarado como Área Natural Protegida, además, se ha trabajado para promover el turismo sustentable en la zona.

El paisaje más otoñal de México

Lo más recomendable es visitar este bosque único durante la temporada de otoño. En esas fechas las hojas estrelladas cambian de color y se tornan rojizas, naranjas o amarillas. El paisaje más otoñal de nuestro país está aquí, en Jalisco, donde parece increíble que haya un bosque lleno de follaje en una época de melancolía.

Bosque de maple en Talpa.
Foto: sierralagoresort.com

Visita el pueblo mágico de Talpa y conoce de cerca cómo lucen los famosos árboles de maple. Para visitar este espacio protegido se puede hacer por cuenta propia o en tour. La forma importa poco, pues lo más relevante es el espectacular paisaje que aquí encontrarás, el cual, seguramente, nunca podrás olvidar.

Foto de portada: Jaime Ollero

Continúa leyendo: El viñedo más antiguo de América está en Parras