Resguardado por la Sierra Madre Oriental, en el corazón de la Sierra Norte de Puebla, se encuentra el Pueblo Mágico de Pahuatlán. El encanto de este lugar puede apreciarse en su paisaje, sus calles, su gente y, sobre todo, en sus increíbles tradiciones. Un sitio perfecto para el turismo de aventura, con el vértigo de la Danza de los voladores y la alegría del Huapango. ¿Quieres conocerlo?

pahuatlan pueblo magico puebla

¿Por qué ir a Pahuatlán?

Su nombre significa “lugar de los frutos”; de hecho, entre sus cultivos destacan el café y el aguacate. En la Plaza Principal de la comunidad encontraremos el Templo del Señor Santiago Apóstol, fundado en el siglo XVII –el primer cuadro del pueblo está considerado patrimonio cultural del Estado de Puebla–. Pero su historia se remonta años atrás, dando prueba de su origen los restos arqueológicos en El Saltillo; también los ubicados en el cerro Citlaltépetl, en Xolotla y en el cerro Huehuetlillo, en Atla. En esta última, también hay pinturas rupestres en el acantilado de Xólotl.

Sin embargo, la aventura no termina ahí. Se pueden explorar las Grutas de Tamborillo, en el cerro de Atla; la Poza de la Campana, en el río Pahuatitla; las Pozas del Tecomate y Zacapahuaya, en el río Chixtla y la Cueva del Águila, cerca de Tlalcruz. Aquí podrás practicar desde espeleísmo y rapel hasta salto en bungee o volar en parapente.

La riqueza de sus costumbres tiene origen en el mestizaje náhuatl y otomí del que surgió la comunidad. Y desde aquellos tiempos se remonta la importante tradición del papel amate. Su relevancia se debe a que en él se registraban los tributos y la historia del imperio mexica. Actualmente tiene fines ceremoniales como ofrenda y representación de los dioses, además de emplearlo en sus artesanías; en las que incluso encontramos madera tallada, alfarería y bordados a mano.

También cuenta con las Huapangueadas, fiestas en las que se disfruta de la alegría del huapango y su deliciosa comida típica, como las tlayudas, tacos de cecina ahumada, chayotextle capeada, tamales de cacahuate, su célebre pan e incluso chicales –una especie de hormiga roja–.

papel amate artesanias pahuatlan