La artesanía de las fiestas en México nació en el municipio más pequeño de Puebla, donde su tradición se preserva con especial respeto. Nos referimos al papel picado de Huixcolotla, una pieza artesanal que cautiva miradas por el folclor que emana. Engalana calles, casas y templos durante los eventos más importantes en cada rincón de México.

Papel picado de Huixcolotla.
Foto: Ulises Moreno

El origen del papel picado de Huixcolotla

El papel picado de Huixcolotla nació a mediados del siglo XIX, cuando los peones eran obligados a comprar en las tiendas de raya. Entre los productos que adquirían estaba el papel de China. Con su ingenio y habilidad, los pobladores de San Salvador Huixcolotla comenzaron a trabajar este papel hasta convertirlo en una verdadera artesanía. Quienes llevan una vida ligada a ella, aseguran que esta colorida decoración tiene su origen en la época prehispánica, cuando se utilizaba el papel amate para realizar ofrendas.

Papel picado de Huixcolotla.
Foto: pinterest.com.mx

La tradición del papel picado de Huixcolotla se ha mantenido durante décadas, pasa de padres a hijos y actualmente se calcula que más del 35 por ciento de los habitantes de este pueblo se dedican a esta actividad. Desde los años 60, su trabajo entró en el plano internacional después de conquistar a México, pues se han montado exposiciones en Estados Unidos y en Europa. Incluso, parte de sus creaciones son exportadas al extranjero.

Patrimonio poblano

Para este oficio se requiere paciencia, ingenio y mucha dedicación. El procedimiento inicia con un fajo de 50 o cien pliegos que se colocan sobre una planchuela de plomo. Una vez superpuestos, los pliegos se engrapan o clavan por las cuatro esquinas para poder fijarlos. Sobre el paquete se coloca el diseño que será calado con los cinceles. Luego, se quita el excedente del papel para descubrir de a poco la obra artesanal.

El tiempo que se requiere para lograr las figuras depende mucho del tamaño y complejidad del diseño. El papel picado de Huixcolotla siempre es garantía de éxito en los diferentes eventos y muestras donde este presente. Desde 1998, este bello adorno está considerado Patrimonio Cultural del Estado de Puebla, pues es claro que se trata de una pieza que plasma las tradiciones más importantes de un país de una forma muy colorida. Sin duda, Huixcolotla y su original creación representan una de las tantas cosas que Puebla tiene para presumir ante el mundo.

Foto de portada: vogue.mx

Continúa leyendo: Vitromural de Zacatlán… simplemente único