Ignorar la inmensidad del Parque Ecológico La Huasteca es un insulto a la naturaleza de todo un país. Se trata de uno de los guardianes más grandes del norte mexicano que enmarcan el horizonte regiomontano. La punta de sus picos rascan la superficie del cielo con rencor intentando llegar más lejos aún. Este paraíso rocoso sobrevive de entre la muchedumbre de personas y edificios en la soledad de las montañas. Es la puerta más grande a la naturaleza de Nuevo León.

Puntas de acero

El Parque Ecológico La Huasteca encierra un aire de misticismo donde el sonido baja su volumen y no está permitido el caos. Es un lugar donde se pierde el bullicio de la ciudad y sólo sobrevive el alma natural. Sus alargadas paredes rocosas conforman la parte final de la cordillera de la Sierra Madre Oriental. Se ubica dentro del municipio de Santa Catarina y pertenece al Parque Nacional Cumbres de Monterrey.

Turista escalando las montañas del Parque Ecológico La HuastecaLa primera cara que podrás admirar del parque es el Cerro de la Silla, emblema eterno de Monterrey. Unos metros más adelante te encontrarás con los principales actores de la atracción: Pico Pirineos y Pico Independencia. Estas dos torres cubren a la Cueva de la Virgen, uno de los mejores descubrimientos de la zona. Es un túnel natural que atraviesa las montañas donde se puede ver el espesor de las rocas.

vista de uno de los picos más altos del Parque Ecológico La HuastecaOtro de los grandes atractivos del Parque Ecológico La Huasteca es el Nido de los Aguiluchos. Se trata de un recorrido que incluye caminata, escalda así como rappel para llegar hasta uno de los picos más altos de la zona. Si este lugar no te fue suficiente, Guitarritas será tu gran desafío. Esta parada sagrada, donde se celebraban ceremonias huicholes, se encuentra entre cañones y es perfecto para practicar ciclismo de montaña además de rappel.

Interior de la Cueva de la Virgen en el Parque Ecológico La HuastecaDurante el recorrido te encontrarás con un paisaje de paredes grises, caminos que serpentean y jardines colgantes de cactáceas. Existe también una abundante población de lechuguillas que adornan los pliegues rocosos. La variedad natural del sitio es ideal para realizar tirolesa, paseos en moto y carro además de contar con zonas de acampar. Un vasto lugar relleno de pobladores rocosos que desafían el alma de todo aventurero.

Continuar leyendo: Grutas de Bustamante, cuevas enigmáticas