Existen muchos sitios a lo largo de México que protegen y esparcen la belleza natural que está en el país. Algunos de ellos son parques naturales, en donde se salvaguarda la flora y fauna local para las generaciones del futuro. Por ello, ahora hablaremos de un parque natural en particular: Cumbres de Monterrey, en el glorioso estado de Nuevo León.

El origen de Cumbres de Monterrey

Cumbres de Monterrey

El Parque Natural Cumbres de Monterrey fue fundado el 24 de noviembre de 1939 por el entonces presidente Lázaro Cárdenas. Fue un área de 246 mil 500 hectáreas, siendo en algún momento el parque más grande en todo el territorio. Sin embargo, un decreto de redelimitación en el año 2000 redujo su extensión a 177 mil 395.95 hectáreas de parque.

Cumbres de Monterrey

Cumbres de Monterrey fue establecido con el fin de proteger a la flora y fauna de esta zona del estado. El crecimiento de la mancha urbana capital de Nuevo León –la ciudad de Monterrey– significó el peligro para dicha zona. Es por esta razón que este sitio ubicado en la Sierra Madre Oriental es de una relevancia verde para todos.

Qué ver y hacer

Es en Cumbres de Monterrey donde el famoso Cerro de la Silla, estandarte del estado de Nuevo León, reside actualmente. El Cañón de la Huasteca es otro gran atractivo, pues en su cima se encuentra el Copete de las Águilas. Debido a que éstos conforman un sistema de barrancos y caídas de agua, aquí está la Cascada Cola de Caballo.

Cumbres de Monterrey

Finalmente, en Cumbres de Monterrey se encuentra parte de la región hidrológica del Río Bravo, en la frontera del país. También se encuentran las cuencas de los ríos Pesquería, Ramos, Santa Catarina y San Juan, presentando oportunidades para deportes de aventura. Es común practicar deportes extremos como rapel, montañismo, senderismo y excursiones, por lo que es ideal para los aventureros.

 

Continuar leyendo: 5 parques nacionales que debes conocer