Micos en San Luis Potosí, es un paraíso formado por cascadas de color turquesa, que se esconden en la verde Huasteca Potosina. Si eres amante de la naturaleza y de las emociones fuertes, debes saber que divertirte en este lugar es cosa de otro mundo. Pero si te dijéramos que puedes deslizarte por una tirolesa montado en una bicicleta, ¿lo creerías?

Deslízate en una tirolesa 

Después de recorrer algunos metros en medio de la hermosa selva potosina, llegarás al primer tiro. Allí te recibe un instructor, quien te dará el equipo necesario para comenzar la aventura. Una vez puesto tu casco y rodilleras, se coloca el arnés para engancharte, todo esto sujeto al cable de la tirolesa. Dicha actividad la puedes realizar solo, con acompañante o cada quien en su bicicleta.

Una vez hechos estos pasos, solo tendrás que pedalear, normal, como si te encontrarás en alguna calle de tu ciudad. Recorrerás alrededor de 165 metros y desciendes de la bici para atravesar un puente colgante. Dicho puente se ubica justo sobre la Cascada del Toro, a 20 metros altura. Si sufres de vértigo, te recomendamos mejor no subas, pero si no es así podrás observar las mejor panorámicas que te ofrecerá San Luis Potosí.

Color turquesa

El siguiente tramo del circuito, es el mejor al avanzar y comienza por uno de los cables de 750 metros de largo. Esta en ti querer quitarte el miedo y atravesar en la tirolesa en bicicleta o en su versión original. Seguro quedarás encantado con las siete maravillosas cascadas de Micos. Para descender lo harás al costado de la cascada, así que debes estar listo para darte una buena empapada.

Debes saber que eres privilegiado al realizar este excéntrico circuito, pues es el único que existe en Latinoamérica. Asimismo, el tercero en el mundo, después de Singapur y Filipinas.

Sigue recorriendo México en un clic: El Santuario de los Girasoles:otro edén de Tabasco