El viajar, ya sea por nuestro estado, país o el mundo, es una experiencia que nos puede cambiar y enseñar. Es algo que nos permite crecer como personas y ampliar por mucho nuestros horizontes y mente en comparación al inicio. Sin embargo, hay ocasiones en el que los pensamientos nos pueden llegar a traicionar y hacernos dudar de esta experiencia. Es por ello que a continuación te presentamos algunos pensamientos que, como viajero, debes sacar de tu cabeza para avanzar.

“¿Cómo estableceré buenas relaciones de amistad o noviazgo si me la paso viajando?”

Noviazgo en aeropuerto

Tal vez se dificulte hacer nuevas amistades en tu lugar de origen. Pero el viajar te permite crear nuevas conexiones con otros viajeros. Estas relaciones, por naturaleza, son diferentes a las que tienes en casa. Por lo tanto, tienen el potencial de ser tan significativas y duraderas debido a las experiencias compartidas.

“No puedo ver tan seguido a mi familia y seres queridos

Familia reunida en aeropuerto

Sí, desgraciadamente esto es un hecho. Sin embargo, ten en cuenta que lo que tus seres queridos y familia quieren para ti es tu bienestar. Si lo que te hace feliz es viajar, ellos te apoyarán en todo y estarán esperando tu regreso a salvo.

“Sólo es una manera de huir del hecho de que no estoy haciendo algo de mi vida”

Mujer llorando en aeropuerto

¿Quieres saber un secreto? Casi nadie sabe qué es lo que está haciendo con su vida. Y el viajar no es huir, es ampliar tus horizontes. Es conocer nuevas cosas y obtener nuevos conocimientos. Éste es uno de los peores pensamientos que puedes tener.

“Me siento cada vez más desconectado de mi propia cultura

Alebrije gigante en aeropuerto de Seattle

Te sorprenderán los momentos en los que cosas de la cultura con la que creciste saldrán a relucir. Una canción, una fecha, una comida o un olor serán suficientes para recordarte cómo fue que creciste. Entonces, aprovecha para aprender de nuevas culturas.

“No tengo muchas posesiones

El no tener muchas posesiones es uno de los pensamientos que hay que evitar

¿Y? Esas vienen y van. Y tienes algo que pocos tienen: la experiencia de haber visto cosas que pocos han podido ver.