A la cima se puede llegar caminando por la tierra, escalando muros y soportando los climas más extremos. No importa el límite y las circunstancias, miles quieren alcanzar este lugar lejano a la realidad en la punta de México. Nos referimos al Pico de Orizaba, el sitio donde los dedos de la cumbre rasgan el cielo queriendo alcanzar su gloria. Este gigante blanco y café permanece intacto esperando al próximo rey de la montaña.

Cerro de la Estrella

De acuerdo a una leyenda, el dios azteca Quetzalcóatl subió un día al volcán para iniciar su camino a la eternidad. Al llegar a la cima, el fuego consumió su cuerpo y lo convirtió en un quetzal. Este voló hasta verse reflejado como una estrella brillante y dar alma al volcán. Esta historia dio inicio al titan de piedra conocido como Citlaltépetl, palabra en náhuatl que significa “Montaña de Estrella” o “Cerro de la Estrella”.

Escaladores subiendo por las laderas del Pico de OrizabaEl Pico de Orizaba es la cima más alta de México y Norteamérica gracias a sus 5 mil 636 metros sobre el nivel del mar. Se ubica entre los estados de Veracruz y Puebla en la zona centro-sur del país. El cuerpo de este gigante es de forma casi simétrica. Cuenta con una gran cumbre con un cráter ovalado de 500 metros de ancho y unos 300 metros de profundidad. Sus laderas blancas y fuertes se deben a su localización en las secciones norte y noreste.

Alpinistas subiendo por el Pico de OrizabaRefugio de la naturaleza

Entre sus áreas se encuentra las cuencas del río Jamapa, la del Papaloapan y la edorreica oriental. A sus alrededores habitan tres tipos de vegetación: páramo de altura, bosque de pino y bosque de oyamel. Asimismo, es hogar de diversas especies animales como el venado cola blanca, la comadreja, tejón, mapache, coyote, halcón, cenzontle y el colibrí.

Alpinista celebrando la llegada a la cima del Pico de OrizabaAdemás de ser un sitio de magnitudes naturales, el Pico de Orizaba es un punto deseado por alpinistas. La zona de refugio para los escaladores es Piedra Grande, un enorme campo de preparación para alcanzar la cumbre. Asimismo, el sitio cuenta con regiones de menos altura donde se puede practicar excursionismo. De igual manera se puede realizar campismo, días de campo así como la observación de paisajes y vida silvestre. Para llegar hasta el Pico de Orizaba se pueden tomar las rutas Teteltzingo-Cuiyachapa-Potrero Nuevo y Calcahualco-Excola-El Jacal hasta el refugio alpino de Coscomatepec.

Continuar leyendo: Las montañas mexicanas para escalar