El Pueblo Mágico de Zacatlán, Puebla, es famoso no sólo por sus manzanas, pan de queso y por manufacturar los relojes de jardinería más famosos de todo México. Además de todo ello, es también la sede de un valle conocido como Piedras Encimadas, en el que podrás disfrutar de momentos increíbles.

130906-paseo_0

Se encuentra a unos kilómetros del centro de la localidad, con rumbo a Camotepec, y es conocido precisamente porque grandes piedras que parecen haber sido agrupadas a propósito se disponen a lo largo y ancho de un campo de más de 2 mil hectáreas.

Según algunas leyendas que se cuentan por la zona, estas piedras fueron colocadas en aquel lugar, luego de que los dioses prehispánicos castigaran a unos gigantes por su mal comportamiento, transformándoles en piedras. De ahí que cuando se le encuentra forma alguna a las pilas –como dragones o elefantes– la versión quede confirmada una y otra vez.

En promedio, la mayoría de éstas mide casi 10 metros de altura y de acuerdo a estudios, se dice que la creación de este valle llevó varios millones de años, tiempo en el que la humedad y el viento húmedo hizo reaccionar a las rocas para transformarlas en lo que hoy son, de modo que en realidad la erosión es la responsable de que podamos disfrutar de esta atracción que es orgullosamente poblana.

piedrasencimadas02

No te pierdas la oportunidad de disfrutar de este parque ecoturístico que ha logrado reunir a miles de visitantes, quienes se dan cita para atestiguar la magia del lugar, que se ha hecho famosa en todo México gracias a su espectacularidad, pues además de las piedras, también puedes vivir una experiencia natural, rodeado de árboles que te sumergen en la cálida humedad de este municipio localizado en el norte del estado de Puebla.

La próxima vez que quieras dar un paseo por el tiempo y la naturaleza, toma en cuenta esta sugerencia y encamínate a disfrutar de lo que Zacatlán tiene para ofrecerte.