¿Te imaginas una ciudad bañada con hilos de neblina en cada calle que caminas? Aunque sea complicado de imaginar, este lugar existe y se ubica en las laderas más altas de la Sierra Gorda de Querétaro. Se llama Pinal de Amoles, un pequeño pueblo pintoresco de climas fríos y bellos escenarios de tradición. Este sitio, de techumbres rojas y mares de historias, es una de las ciudades con más folclóricas en toda la región.

Calles blancas, cielo rojo

Pinal de Amoles se ubica en una de las partes más altas de la Sierra Gorda queretana. Sus casas son vigiladas por decenas de árboles de coníferas. Cuenta con pequeños manantiales dispersos en toda la zona además de albergar dos ríos de gran importancia para el estado, Extoraz y Escalena. Estos cuerpos atraviesan las localidades de Escalena, Escalenilla y Ahuacatlán y desembocan en la presa de Jalpan de Serra.

Vista del pueblo de Pinal de Amoles

Su pasado minero hace de Pinal de Amoles un sitio de tremenda tradición y clima frío perpetuo. A la entrada a este bello municipio se encuentra La Puerta del Cielo. El punto más alto de las carreteras queretanas donde los amaneceres se disfrutan con todo el cuerpo. Desde este punto se puede disfrutar de otras bellezas naturales como el Cañón de la Gotera, la Quebradora y el paraje conocido como Cruz de Palo, perfecto sitio para acampar.

La vista de México

Por Pinal de Amoles se disfruta la gastronomía, artesanías y colores gracias a sus eventos de cada año. El más importante de ellos es el Concurso Nacional de Baile de Huapango, la fiesta máxima de esta herencia. Siguiendo ese camino de hermosuras, te encontrarás como el mirador de Cuatro Palos. Este lugar de encanto verde te dará la mejor vista de México y del legendario Cerro de la Media Luna. Esta zona es perfecta para el campismo, excursión y observación de la flora y fauna.

Vista de una cueva dentro de Pinal de Amoles

Pero si lo que buscas es un empaparte de la historia de Pinal de Amoles, el exconvento de Bucareli es el lugar ideal. Esta construcción, semejante a un castillo medieval, es el orgullo arquitectónico más cuidado de la región. De igual manera, si deseas acampar sobre el manto queretano, este municipio cuenta con diversos campamentos, catalogados como los más impresionantes del país. Entre los principales están Las Trancas, Bucareli y El Jabalí.

Vista de una fila de cabañas en Pinal de Amoles

Sin lugar a dudas, Pinal de Amoles es el sitio perfecto para los amantes de los climas fríos y lejanos al sol. Un lugar acariciado por neblina y donde el verde brota con alegría.

Continuar leyendo: Cascada El Chuveje, el corazón verde de Querétaro