Desde siglos atrás, los antiguos pobladores de lo que hoy es México descubrieron en las plantas la mejor cura a diferentes males, dando origen a lo que conocemos en la actualidad como herbolaria mexicana, una rama de la medicina alternativa que, en aras de evitar los químicos y ofrecer una opción orgánica a los pacientes, ha cobrado fama, gracias a que quienes la usan no dudan en recomendarla.

Además de formar parte de la alimentación de los antiguos pueblos mesoamericanos, las plantas también han estado presentes en las ceremonias y rituales que, entre otros propósitos, también eran celebradas para sanar enfermedades, por lo que el verdor de los campos representaba la alacena mejor surtida que tenían, a la cual acudían en busca de respuestas y curas.

Y a pesar de la modernidad, muchas plantas aún se cultivan y utilizan para remediar algunos males, por lo que esta tradición se ha mantenido viva, legando a los mexicanos una opción más para prevenir enfermedades y fortalecer nuestra salud, a través de ingredientes que bien pueden crecer en el patio de nuestras casas. Por ello, te mencionamos algunas que podrías cultivar tu mismo y a las cuales podrás recurrir en caso de dolor o malestar.

Ruda

ruda_planta

Dicen que la intensidad de su olor es directamente proporcional a sus propiedades mágicas y curativas. Esta planta tiene la fama de combatir las infecciones en la garganta, estimular el flujo menstrual, ser un poderoso antiinflamatorio y excelente repelente de mosquitos. Hay quienes la utilizan para ayudar a aliviar los dolores causados por la artritis, las varices y el estómago.

Sábila

sabila_gde

También conocido en el mundo como aloe vera, esta planta cactácea ayuda a aliviar las quemaduras y eliminar las cicatrices de la piel, asimismo ayuda a regenerar la mucosa intestinal, aliviando incluso úlceras duodenales y estomacales por disminuir la acidez. Analgésico, antifebril y antiséptico, son otros adjetivos que describen a la perfección las cualidades de este compuesto natural.

Valeriana

valeriana

Para quienes padecen de insomnio, la solución está en tomar unas gotitas de extracto de esta planta, que –por cierto– también alivia la ansiedad y los calambres musculares. No podemos dejar de mencionar que para los dolores lumbares y del pecho, nada mejor que un buen masaje con esta planta que además es capaz de aliviar una fuerte jaqueca.

Hierbabuena

hierbabuena

Además de ser una especia muy recurrente en la cocina tradicional mexicana, esta planta también es capaz de aliviar las inflamaciones del hígado y la vesícula, además de que ayuda a eliminar los gases y espasmos de los intestinos. Un té de hierbabuena después de una comida rica en grasa y/o carne, ayudará al estómago a hacer mucho más llevadera la digestión.

Albahaca

albahaca_01

Además de que es utilizada para darle un singular sabor a las pastas, los antiguos curanderos la utilizaban para limpiar el aura de las personas, a través de ramos de limpia con los que frotaban a sus pacientes. Hoy se sabe que esta planta coadyuva a aliviar los dolores en la cabeza, provocados por la ansiedad y/o estrés que trae consigo la vida en las ciudades.