Con una extensión de casi 30 kilómetros, playa Delfines podría para ser para la mirada urbana, un simple cumulo de arena así como olas azules. Para las almas de aromas marítimos, es lo más hermoso que existe en la Península de Yucatán. Y es que desde el primer paso, una sábana tibia te da la bienvenida a este paraíso exótico donde entre tonos azules y blancos, todo se mueve a un ritmo diferente.

El espíritu colorido de Cancún

Llegando al kilómetro 18 del bulevar Kukulcán, una preciosa estampa comienza a revelarse. El mar en el fin del horizonte así como la arena blanca bajo los pies, te harán respirar de forma tan profunda. A lo lejos, la población de parasoles se alzan sobre la suavidad de la arena para ofrecerte una refrescante y tibia sombra a lo largo del día.

playa Delfines

A pesar de ser un punto de referencia turístico, playa Delfines tiene espacio para todo y todos. Es un estupendo sitio para viajar con niños pequeños por la ligereza de sus olas o de igual manera, para alejarse de todo y descansar bajo el cuidado del sol. En las orillas de la playa, suelen encontrarse decenas de surfistas que disfrutan el ambiente sumamente natural.

Desde casi cualquier punto de la playa, es posible ver el paso de los delfines. Desde la mañana hasta el atardecer, este sitio es ideal para acercarse a estas majestuosas criaturas gracias a los diversos tours que existen.

playa Delfines

Cuando el día comienza a caer, no hay mejor manera de disfrutarlo que acercándote a sus diversos restaurantes. Aquí podrás deleitarte con la comida más tradicional y económica hasta las especialidades más únicas de la gastronomía local. No olvides visitar playa Delfines durante los meses de mayo a septiembre y participar en la liberación de tortugas. Un espectáculo único en todo México.

Playa Delfines se encuentra a 17 kilómetros del centro Cancún. Existe transporte público hasta la zona. Cuenta de igual manera con estacionamiento gratuito. No existe costo de entrada a la playa.

Continuar leyendo: Las mejores playas de la Riviera Maya