Plaza de San Roque: el origen del Festival Cervantino

La Plaza de San Roque parece un pedazo de Sevilla que llegó a Guanajuato a través del océano. Se extiende frente al templo que lleva su mismo nombre, con una cruz de piedra en el centro, rodeada por seis farolas de hierro forjado. Evoca la Cruz de Córdoba, España, y se integra perfectamente a la escenografía de las representaciones que ahí tienen lugar durante el legendario Festival Cervantino.

Plaza de San Roque en Guanajuato.
Foto: wikipedia.org

La Plaza de San Roque y el Festival Cervantino

En la Plaza de San Roque también se encuentra la estatua de Enrique Ruelas, el hombre que fundó los Entremeses Cervantinos. Ruelas llegó a Guanajuato en 1936 sin saber la huella que dejaría en la ciudad. Cuando caminaba por las calles de esta ciudad se imaginaba historias de caballeros y damas vestidas de seda. Sentía la necesidad de expresar lo que veía, así que incursionó en el teatro. Tenía el sueño de dirigir alguna obra de Miguel de Cervantes al aire libre.

Plaza de San Roque
Foto: mexicoescultura.com

El espectáculo elegido fueron los Entremeses de Miguel de Cervantes. El escenario escogido fue la Plaza de San Roque. La primera representación se dio en 1953 y dio origen a lo que más tarde se convertiría en el Festival Cervantino, a partir de 1972. La plazuela, que antes fue el cementerio del templo, se convirtió en escenografía y en parte importante de la historia contemporánea de Guanajuato.

Un lugar que inspira

La plaza despliega por sus cuatro costados un sabor a la España del siglo XVI. La cruz de piedra que presume en el centro fue construida en 1952, sin saber que se convertiría y pieza fundamental de cada representación. La plaza formó parte del templo de San Roque, un edificio que data de 1726 y presume una fachada de estilo barroco sobrio.

https://www.instagram.com/p/CAEh5OJDAXt/?utm_source=ig_web_copy_link

La primera representación que se realizó en la Plaza de San Roque cambió para siempre a Guanajuato. Lo que estaba programado para unas cuantas representaciones se convirtió en una tradición anual que cruza fronteras. No hay duda de que la arquitectura de Guanajuato inspira. Lo experimento Enrique Ruelas, quien atravesaba esta plaza cada que iba a visitar a su novia. Así nació la inquietud de hacer teatro al aire. Así nació el Festival Cervantino.

Foto de portada:

Continúa leyendo: Andador 5 de Mayo, la calle más bonita de Querétaro