Por qué la tlayuda es lo más delicioso de Oaxaca

44 Shares
44
0
0

Las redes sociales han dado su veredicto y han elegido a la reina de la comida callejera en Latinoamérica: la tlayuda. Este delicioso platillo oaxaqueño se impuso sobre el ceviche peruano y el choripán argentino en una encuesta que se realizó en Twitter y que organizó Netflix. La competencia fue dura entre los internautas, pero, al fin de cuentas, el mejor antojito se llevó la victoria.

Foto: oaxaca.quadratin.com.mx

La reina de Latinoamérica

Todo comenzó el pasado 21 de julio, cuando la cuenta oficial de Netflix lanzó en Twitter el Campeonato Street Food Latinoamérica. La finalidad era responder la interrogante ¿Cuál es la comida callejera más deliciosa del subcontinente? Después de una dura contienda, el manjar originario de los Valles Centrales de Oaxaca se coronó. Los usuarios de Twitter tuvieron 24 horas para votar. Tan solo un par de horas antes de cerrar la votación, la tlayuda remontó y contó más de 800 mil votos.

Tlayuda oaxaqueña.
Foto: foodandtravel.mx

La tlayuda consiste en una enorme tortilla de maíz, de casi 30 centímetros de diámetro. Existen diversas variaciones en sus ingredientes, pero la más tradicional está conformada por asiento (un preparado hecho con grasa de cerdo), frijoles, tasajo, chorizo, quesillo y cecina. Aunque esta es su versión más famosa, a veces la tlayuda también suele ser buena acompañante en el desayuno si se espolvorea con azúcar.

Tlayuda, toda una tradición en Oaxaca

Las tlayudas se preparan con maíz blanco. Se ponen en el comal y después se colocan en las brasas, donde se seca y adquiere una textura tostada y quebradiza. Su nombre proviene del náhuatl tlao-li “maíz desgranado” más el sufijo español uda “abundancia”. En la mayoría de las regiones de Oaxaca, en el momento de servirse se acompaña con chile verde asado, conocido comúnmente como chile de agua. Otro complemento son las cebollitas cambray asadas y el limón.

La tlayuda se prepara con maíz blanco.
Foto: lossaboresdemexico.com

Este platillo es resultado de lo mejor de dos mundos. Por su tradición histórica, hace justicia a los pueblos originarios de Oaxaca, no por nada fueron declaradas en 2010, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco. Existen tlayudas rellenas de camarones, de chapulines, de hormigas o guacamole. En cada región y restaurante encontrarás un toque de identidad distinto en este platillo muy mexicano.

Foto de portada: Thomas Aleto

Continúa leyendo: Alfeñique mexicano, una dulce tradición

Te puede interesar