Siendo sinceros, llegar hasta Punta Allen no es sencillo, pero, ¿qué cosas verdaderamente bellas lo son en realidad? Quizá sea para auténticos aventureros o aquellos que gustan de grandes desafíos, pero este rincón a las orillas del Caribe mexicano es un sitio que premia todo esfuerzo. Es adentrarse en un sitio remoto, lleno de vida y calma al mismo tiempo y decenas de historias por contar.

Desconocido y esplendoroso

Situado en el corazón de la Reserva de la Biósfera Sian Ka’an, Punta Allen continua siendo un sitio desconocido para la mayoría de viajeros. Y es que más allá de las miles de hectáreas de manglares y ríos, se localiza este paraíso virgen. La comunidad que da vida a este rincón se compone de pescadores y personas enamoradas del mar.

Punta Allen

Continuar leyendo: 7 cosas que hacer en la Riviera Maya por menos de 1000 pesos

Debido a la poca estructura turística que cubre a Punta Allen, existe una limitada energía eléctrica. Sin embargo, te aseguramos que no la necesitarás al dar el primer paso en sus suaves arenas. Aquí encontrarás un mundo de vida silvestre compuesto de aves y animales endémicos. Garzas, cocodrilos y manatíes son algunas de las especies que verás en su hábitat natural.

Punta Allen

Por sus azuladas aguas podrás realizar diversos deportes como kayak, esnórquel y buceo. De igual manera, es posible rentar una lancha con las diversas cooperativas que ofrecen sus servicios. Los paseos salen a diario y navegan a través de sitios como la Laguna Negra, la Isla de los Pájaros, el arrecife y las conocidas piscinas naturales de Blanquiazul.

Siempre hay algo que hacer

Cuando el día comienza a caer, no hay como dar un paseo nocturno por la tranquila playa. En este lugar es posible admirar el cielo estrellado y la pureza de la noche sin el molesto ruido o presencia de los grandes resorts. Si deseas hospedarte en Punta Allen te encontrarás con una decena de opciones. Podrás elegir entre cabañas ecológicas, cuartos sencillos y espacios reservados para montar una tienda de campaña. También existen diversos locales de comida exquisita y típica a un precio accesible.

Punta Allen

Para llegar hasta Punta Allen es necesario partir desde Tulum y conducir durante poco más de una hora a través de la reserva. Las condiciones de la carretera cambia respecto al clima por lo que en ocasiones puede costar más de cuatro horas. También es posible arribar al Arco de Sian Ka’an y abordar una lancha que te llevará hasta Punta Allen. El costo de traslado es de 120 pesos y salen todos los días a las 16 horas y regresan a las 7 de la mañana. Si no cuentas con auto, es posible abordar una van. Ésta sale todos los días de Tulum a las 14 horas y regresa a las 5 de la mañana.