Uno de los orgullos del estado de Chiapas es el Pueblo Mágico de Comitán de Domínguez, su ciudad más antigua. El lugar donde en la antigüedad se asentaron indígenas tzeltales ahora brilla por sus tradiciones, cultura y su amable gente. Para que aprendas un poco más acerca de este tesoro chiapaneco, te contamos acerca de esta joya del Sur mexicano.

Una foto publicada por Gabriel Maza Bonilla (@gabbomaza) el

La historia de Comitán de Domínguez

Una foto publicada por Sophie Edmondson (@soph_eddie) el


El nombre original de este lugar era Balún Canán, que se traduce al español como “Lugar de las nueve estrellas”. Originalmente era una ciénega habitada por indígenas tzeltales, una variante de los habitantes mayas que predominaban dentro de esta zona. En el año 1486, los aztecas sometieron a los habitantes del lugar, rebautizándolo con el nombre que mantiene hasta hoy. Al cambiar su nombre del maya al náhuatl, su significado cambió a “lugar de alfareros”, demostrando así la invasión azteca.


El pueblo de Comitán, como tal, fue fundado por españoles en febrero del año 1528, convirtiéndose en ciudad en 1556. Pero incluso con la llegada española, este sitio logró mantener sus herencias mayas y aztecas en su cultura y tradición. Por ello, es un sitio en donde podrás encontrar maravillosa arquitectura virreinal, gastronomía increíble y celebraciones y festividades muy interesantes.

Una foto publicada por Nómada Photo (@nomada_photo) el

La Cuna de la Independencia

Una foto publicada por Nómada Photo (@nomada_photo) el


Comitán es conocido como la Cuna de la Independencia, pues fueron la primera provincia de Nueva España en romper los lazos con la Corona española. Esto fue hecho por fray Matías Antonio de Córdova, quien incitó al pueblo a separarse. No sólo fueron los primeros en lo que ahora es México, sino en toda América Central, estableciendo un precedente histórico.

Una foto publicada por Comitán de las Flores (@comitan) el


Ahora, pudes visitar la Iglesia de Caralimpio, la cual honra a San Caralampio Mártir y que es objeto de devoción. También está la Casa Museo “Doctor Belisario Domínguez” y el Museo de Arte “Hermita Domínguez de Castellanos”. La Iglesia de Santo Domingo, la Plazuela Principal y el Teatro de la Ciudad Junchavin son otros lugares que no puedes perderte.