Despoblado, solitario y lejos de todo, así es el valle de Cuatro Ciénegas, uno de los puntos más biodiversos de México. Parece que aquí nada detiene al sol, pues sus rayos siempre brillan en la superficie de las cerca de 500 pozas, manantiales, canales y ciénegas que brotan del suelo y se comunican por canales subterráneos. La más visitada de todas es la extraordinaria Poza Azul, una maravilla natural que oculta un mundo secreto bajo sus colores.

Poza azul cuatro cienegas, Coahuila.
Foto: Anton Reyes

Poza Azul, un colorido atractivo

Poza Azul se encuentra a nueve kilómetros de Cuatro Cienégas de Carranza, Coahuila, detrás de una cortina de juncos que poco hacen para disimular su belleza. Un oasis que guarda un difuminado verde esmeralda en las orillas, el cual va escalando poco a poco hasta el centro donde se convierte en un profundo azul marino. Esta amplia gama de colores, que la tornan uno de los ambientes más bellos en medio de la nada, se debe a tres factores: la salinidad, la profundidad y las plantas microscópicas que contiene.

Poza Azul en Cuatro Ciénegas, Coahuila.
Foto: gob.mx

Un oasis en medio de la nada

El agua que alimenta a la Poza Azul se renueva permanentemente, en secreto. El vital líquido entra por una cueva subacuática y sale por otra, como parte de una red de torrentes subterráneos que fluyen interconectados y alimentan cada poza de este hermoso paisaje. En la poza, de cinco metros de profundidad, se ven peces, algo que podría parecerte inaudito si tomas en cuenta que te encuentras en medio del desierto.

Poza Azul en Cuatro Ciénegas.
Foto: Dan Plata

El paisaje alrededor de la Poza Azul guarda algo de verdor, especialmente cuando no es época de sequías. Sin embargo, cuando llega el invierno, éste se transmuta gracias a la fina capa de nieve que pinta todo de blanco. Hay un centro de información dedicado a la poza, en el cual se cuanta con exposiciones gráficas para informar a los visitantes. También puedes encontrar palapas para descanso, senderos, señalización, plataformas de observación y guías. Un oasis en medio del vacío. Así es Cuatro Ciénegas. Así es la Poza Azul. Tienes que conocer este fantástico rincón de México.

Foto de portada: Dan Plata

Continúa leyendo: El santuario de los pumas en Actopan, Hidalgo