La capital del estado de Chihuahua posee en su interior un sitio dedicado a la difusión del arte y cultura. Se trata de un antiguo edificio cuya fachada estilo art nouveau captura la curiosa vista de todos quienes la ven. Se trata de la Quinta Gameros, una mansión de inicios del siglo XX que destaca por su belleza estilo porfiriana.

¿Quién construyó la Quinta Gameros?

Quinta Gameros

Quinta Gameros es el resultado de la proyección y trabajo de don Manuel Gameros Ronquillo, un importante político y empresario. Comenzó su construcción en 1907 y quedó prácticamente lista en 1910, irónicamente en vísperas de la Revolución Mexicana del momento. Por ello, Gameros sólo pudo disfrutar de su casa poco más de dos años, pues en 1913 él fue exiliado.

La inspiración para construir la Quinta Gameros surgió en 1904, cuando el político mencionado realizó un deseado viaje por Europa. Fue allí que avistó una mansión al sur de Francia, la cual quiso imitar para que ahí viviera su familia. Si bien su sueño se volvió realidad por poco tiempo, se ha convertido en un legado para el pueblo chihuahuense.

Su uso actual

Después de varios usos a lo largo de décadas, la Quinta Gameros fue nombrada Museo Regional del Estado de Chihuahua. Esto ocurrió en 1961, exponiendo varios minerales, pinturas antiguas, vestimentas eclesiásticas y piezas arqueológicas de culturas indígenas de nuestro país. En 1968 pasa a formar parte de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) y en 1991 cambia a su nombre actual.

Ahora, la Quinta Gamerosdestaca por la belleza tanto de su fachada como de su interior, resaltados de detalles. Su ornamentación se encuentra compuesta de detalles florales, animales y humanos, todos ellos labrados con gran detalle sobre piedra cantera. El estilo art nouveau grita en cada rincón de este impactante sitio que vale la pena visitar por su impacto.