Entre el aeropuerto de Chetumal y la frontera de México con Guatemala, se encuentra este paradisiaco rincón que ha sido diseñado con el firme propósito de ser un refugio para quienes buscan tranquilidad, descanso y recreación en el Caribe mexicano. Se trata de Rancho Encantado Bacalar, un hotel que ofrece un ambiente único en su tipo.

foto_59.jpg_0.92553100-1448666457

Un sitio único

Se localiza en la laguna Bacalar, famosa por ostentar siete colores o siete diferentes tonos de azul, ya que las diferentes profundidades que presenta crean un efecto óptico increíble. Asimismo, esta formación natural resguarda tres cenotes, mismos que se encuentran en su interior, aunque en realidad fueron las aguas de estos tres cenotes los que originaron la laguna, cuando su interior se desbordó.

De esta manera, las vistas de las que goza el hotel Rancho Encantado son sacadas de una pintura impresionista y armoniza con el entorno que le rodea, sumándose a una nueva corriente ecológica que le permite desarrollar la actividad turística sin generar un alto impacto a la naturaleza.

guillegiagante-9061.jpg_0.27106400-1448666001

A través de 12 cabañas decoradas muy al estilo mexicano –con techos de palma y muebles artesanales incluidos– el lugar ofrece todas las comodidades necesarias para gozar de un auténtico paraíso. Cada una de ellas cuenta con una sala de estar y terraza que da a los jardines, mismos que son visitados por un sinfín de aves que amenizan las tardes de todos los huéspedes.

foto_2.jpg_0.23642900-1448644169

Disfruta de una clase de yoga al aire libre, mientras te rodeas del aroma de los árboles frutales que posee. Quédate una tarde en el jacuzzi o disfruta de un momento para ti solo en el spa, mientras alineas cada parte de cuerpo y te conectas con tu alma y espíritu.

Camina por la laguna Bacalar y asómbrate con sus colores; sé parte de una experiencia diferente al nadar o practicar snorkel y consiente a tu piel con los minerales más puros del suelo maya. Vive Rancho Encantado y descubre toda la magia que guarda México en sus fronteras.