Quizá la primera imagen que venga a tu cabeza al escuchar el nombre de Tampico sea el mar y sus deliciosos platillos. Y es que la exquisitez de este par de maravillas tamaulipecas son capaces de enamorar a cualquiera. Sin embargo, existe más que este puerto mexicano nos puede ofrecer. Un sitio lleno de historias y leyendas, edificios afrancesados y un ambiente tan abrazador como tranquilo: el Centro Histórico.

El corazón de Tamaulipas

Aunque pocos lo sepan, el Centro Histórico de Tampico fue uno de los puntos más importantes durante el Porfiriato. Esto ocurrió gracias a la creciente industria petrolera, convirtiéndolo en un epicentro de desarrollo y auge industrial. Durante esta época, la prosperidad se manifestó mediante el levantamiento de diversos edificios influenciados por la corriente del art nouveau. De igual manera, el crecimiento de la población ocasionó una gran movilización dentro de este sitio.

Tampico

Durante los años posteriores, y el creciente desarrollo de otras ciudades al norte del país, provocó el abandono de diversos edificios. Fue hasta 1997 cuando se creó el Fideicomiso Centro Histórico de Tampico con el fin de rescatar diversos inmuebles. Es así como hoy en día que la gente puede caminar por estas antiguas calles y disfrutar de la inigualable vista en cada esquina.

Ciudad que abraza

La mejor forma de comenzar a conocer el Centro Histórico es dando un tranquilo paseo por la Plaza de la Libertad, el punto neurálgico de Tampico. Aquí, entre viejas construcciones y balcones al estilo Nueva Orleans, te sentirás parte del pasado.

Tampico

Tu siguiente destino tiene que ser la Plaza de Armas donde se encuentra a un costado la Catedral de la Inmaculada Concepción. Esta construcción te dejara atónito al observar su fachada estilo neoclásico y su interior art decó.  En la plaza también se encuentra el icónico kiosco conocido como el “pulpo rosa”. Cuenta con más de 70 años y destaca por su peculiar estructura que asemeja los tentáculos del octópodo. Otro lugar que debes visitar es el espectacular Palacio Municipal. Aquí hallarás el increíble mural del pintor Carlos Sens y en el cual se observan los episodios más importantes de la ciudad.

Tampico

Cuando el día comienza a caer, acércate al tradicional restaurante Super Cream y disfruta de diversos platillos tampiqueños. Muy cerca de ahí se encuentra el bar La Sevillana donde disfrutarás de una agradable tarde y llevarte algún licor tradicional a casa. Finalmente, no olvides ir a la Aduana Marítima de Tampico y realizar un recorrido al ocaso. El Centro Histórico de Tampico tiene un mundo de actividades que ofrecer para todo tipo de viajeros.

Tampico

Continuar leyendo: El Cielo en Tamaulipas