El estado de Michoacán se caracteriza por su clima, en el cual las lluvias ocasionan caídas de agua desde montañas. Con el paso del tiempo, este fenómeno meteorológico se ha encargado de crear diferentes maravillas naturales en forma de cavernas. Por ello, a continuación hablaremos de una en particular: las Grutas de Tziranda, las cuales esperan a que las descubras.

¿Qué ver en las Grutas de Tziranda?

Grutas de Tziranda

Como otras grutas alrededor del país, las Grutas de Tziranda se caracterizan por las formaciones de varias estalactitas y estalagmitas. Éstas tardaron millones de años en formarse y han recibido distintos apodos, dependiendo de la figura a la que asemejen. Así, aquí encontrarás diferentes cámaras con nombres como la bomba, la virgen, la cueva de las manos, la vinata, etcétera.

Grutas de Tziranda

Las Grutas de Tziranda fueron, en algún momento, utilizadas como asentamientos humanos, habiendo pinturas rupestres y figuras zoomorfas como prueba. A su vez, en este sitio se han descubierto fósiles de plantas y animales que vivieron hace miles de años. Estas cavernas son en realidad una ventana hacia el pasado, en donde se ven registros del ininterrumpido paso del tiempo.

Otras cosas que ver

Estas Grutas de Tziranda reciben su nombre debido a la gran cantidad de árboles de tziranda encontrados a su alrededor. En la actualidad, se le considera también como un santuario de murciélagos, habiendo casi 20 especies de éstos viviendo aquí. Este hábitat natural se ha colocado como uno de los recorridos más atractivos de esta entidad federativa en el país.

Grutas de Tziranda

Finalmente, las Grutas de Tziranda se encuentran abiertas al público, por lo que es posible conocer su interior y recorrerlo. Un guía se encargará de llevarte por sus 300 metros de longitud para admirar las distintas formaciones calcáreas y de coral. Así que no lo dudes más y ven a este atractivo ecoturístico del estado de Michoacán, que está esperándote.

 

Continuar leyendo: Volcanes y sitios arqueológicos de Michoacán